Estrechamiento vaginal

Los embarazos y partos alteran de una manera muy importante la anatomía de la mucosa y músculos vaginales. En ocasiones esto produce una disminución en las sensibilidades erógenas durante el coito.
 
Esta alteración funcional se puede solucionar mediante el estrechamiento vaginal, en el cual mediante anestesia local y sedación se realiza la corrección de esta laxitud de tejidos a través de unas cicatrices en el interior de la vagina.
 
Se realiza generalmente en regimen ambulatorio y con pequeñas molestias.
 
Las relaciones sexuales se reanudan a partir del primer mes postoperatorio.

 

 
Para más información póngase en contacto con nosotros.

Estaremos encantados de atenderle.