Señales de una rinoplastia mal hecha

Los resultados que se obtienen después de una cirugía de nariz no siempre son los que se esperan. A veces surgen problemas de funcionalidad o deformidades que no estaban antes, o empeoran las que ya tenían. ¿Quieres saber cuáles son las señales de una rinoplastia mal hecha? Como Clínica de Cirugía Estética hablamos acerca de este tema.

¿Qué se busca en una cirugía de nariz?

La rinoplastia es una de las cirugías faciales más comunes, tanto en hombre como en mujeres. Junto a otras como la eliminación de las bolsas de bichat o la mentoplastia, se aplican para mejorar la forma y armonía del rostro.

Existen dos motivos principales por los que una persona decide someterse a una rinoplastia. En primer lugar, por razones funcionales; la estructura de la nariz puede provocar deficiencia respiratoria y la forma de corregirlo es mediante cirugía.

Por otra parte, están los motivos estéticos. Se busca, en este sentido, mejorar el tamaño y la forma, eliminar las jorobas o depresiones que haya en el puente, corregir asimetrías o el tamaño de las fosas nasales, etc.

Después de una rinoplastia bien hecha, el paciente debe poder respirar mejor y tener un rostro más armonioso.

La cirugía de nariz debe buscar resultados naturales. Es decir, que su forma no delate que la persona se sometió a una rinoplastia. El resultado debe estar acorde con las proporciones de su rostro.

Por lo anterior no es posible pedirle al cirujano que deje tu nariz igual a la de otra persona. Porque cada caso es único y el resultado dependerá, entre otros factores, de tu estructura ósea.

Forzar un resultado sin considerar las características del paciente, puede llevar a aplicar una técnica incorrecta. Y, con ello, a una nariz mal operada. Esta es una de las causas de este problema, aunque no la única.

Un buen cirujano plástico corregirá los problemas estéticos y funcionales de la nariz en una sola intervención

¿Cómo tener la nariz perfecta?

Lo primero es entender que no existe la nariz perfecta, porque el cuerpo humano no lo es. Después de una cirugía aún puede haber un poco de asimetría y esto no quiere decir que sea un mal resultado.

LEER  ¿Qué es la perfiloplastia? Beneficios y procedimientos

El mejor resultado para el paciente es aquel que corrija los problemas funcionales, al mismo tiempo que la nariz luzca natural y proporcional al rostro.

El paciente debe ser realista con los resultados que espera de la rinoplastia en Madrid. Mientras que el cirujano debe explicar el alcance de la cirugía, cuál es el mejor resultado a alcanzar y cómo hará para conseguirlo.

Entre ambos, médico y paciente, definirán los objetivos de la cirugía estética.

Rinoplastia Secundaria

Señales de una rinoplastia mal hecha

La rinoplastia es una cirugía complicada, que tiene riesgos como cualquier otra. Es posible que aparezcan infecciones, hematomas o hemorragias después de la operación. Aunque son habituales; cuando se suma una mala operación de nariz a la ecuación, las probabilidades de que ocurran son mayores.

En cuanto a lo estético, lo fundamental es que la nariz luzca natural. Si ves a una persona y eres capaz de detectar que se ha hecho una cirugía de nariz, entonces ahí hubo un problema.

¿Por qué? Porque una rinoplastia bien hecha no debería notarse. Sin embargo, si falta armonía, se notan los cartílagos, tiene la punta muy levantada o el puente muy estrecho respecto a la punta y la base, son señales de una rinoplastia mal hecha.

Esto ocurre, en general, al no elegir la mejor técnica para la intervención o aplicarla de forma incorrecta. De igual modo, si la intervención es muy agresiva, puede generar resultados negativos a largo plazo.

Una cirugía mal hecha también se puede percibir porque no se corrigió el defecto. O, al contrario, se sobrecorrigió, lo que provoca otra deformidad.

Causas de una rinoplastia mal hecha

El primer motivo que mencionaremos es la elección del cirujano inadecuado; quizá porque no está certificado o porque su fuerte no son las cirugías de nariz. De ahí que sea tan importante investigar antes de ponerte en sus manos.

La segunda causa, como explicamos arriba, es la elección de la técnica adecuada.

Aparte de estas hay otras causas que pueden llevar a que la cirugía salga mal. Por ejemplo, que el médico no haga una evaluación previa al paciente o que esta sea insuficiente.

El riesgo de conseguir un mal resultado también aumenta si no se hace el seguimiento postoperatorio pertinente o si falla en la prescripción de medicamentos.

LEER  La importancia de los estudios preoperatorios en cirugías estéticas

¿Qué pasa si una rinoplastia sale mal?

Así como las rinoplastias son tan comunes, también son las cirugías que tienen mayor probabilidad de requerir una segunda intervención. Y la mayoría de las veces se debe a una cirugía mal hecha que puede provocar nuevos defectos.

En una nariz mal operada puede ocurrir que aparezcan problemas funcionales que antes no tenía el paciente; tales como ronquidos o déficit respiratorio. O que empeoren los que ya tenía y que pensaba corregir con la cirugía. 

Por supuesto, también puede provocar otros defectos estéticos como desproporción en el rostro. Añade a esto los problemas de autoestima y depresión que pueden aparecer luego de una cirugía mal hecha.

Es probable que las señales de una rinoplastia mal hecha no se noten de inmediato, sino que aparezcan a partir de los tres meses. Aún así, hay que esperar un tiempo prudente para buscar una solución.

Para corregir estos problemas es posible recurrir a una rinoplastia secundaria. Sin embargo, en ocasiones son tan graves que no es posible realizar una nueva intervención. Además, esta cirugía siempre es más complicada que la primera.

Un cirujano responsable explicará al paciente si puede o no realizar la cirugía y los riesgos que se corren en caso de hacerla.

La experticia del médico es uno de los factores clave para conseguir un buen resultado. Pero también intervienen el cuidado del paciente después de la operación y el proceso de cicatrización.

Para evitar las consecuencias de una nariz mal operada tienes que elegir un cirujano certificado y con experiencia en este tratamiento. Si no puedes comprobar su pericia en este tipo de cirugía, es probable que no sea la persona adecuada.

¿Qué hacer si la cirugía de nariz sale mal?

Si tienes complicaciones con tu cirugía de nariz es probable que se pueda corregir el problema. Para saberlo debes acudir al cirujano para que haga una valoración y te indique si puede realizar una nueva intervención.

Cabe destacar que no todos los cirujanos plásticos y estéticos realizan rinoplastias secundarias. Así que tienes que buscar uno que tenga experiencia en este tipo de operaciones.

Investiga siempre si el especialista al que consultes tiene las credenciales necesarias. Esto es algo en lo que no debes fallar ni para la primera ni para la segunda intervención.

El médico evaluará las condiciones de tu nariz y te dirá qué puede hacer para mejorarla. Al momento de la consulta es importante que lleves toda la información que tengas sobre la primera rinoplastia.

LEER  Mitos y verdades sobre el aumento de glúteos

Comunícale también acerca de los medicamentos que estés tomando y responde a sus preguntas. Todo esto servirá para hacer un diagnóstico correcto y planificar una nueva operación si es posible.

Arriba mencionamos que no siempre es posible hacer una segunda rinoplastia. El médico es quien decidirá si es viable corregir los resultados de la primera o si sería un riesgo mayor.

¿Me puedo hacer una rinoplastia dos veces?

Ante la posibilidad de que el paciente no quede satisfecho con los resultados o que la nariz haya sido mal operada, es común escuchar esta pregunta. Sí se puede hacer una rinoplastia secundaria, pero no es una decisión que se tome a la ligera.

El cirujano debe evaluar al paciente para determinar si es posible hacerla y cómo se haría. La segunda operación de nariz es más complicada que la primera porque se encontrará con problemas que antes no estaban; por ejemplo, las cicatrices o la falta de cartílago.

El tiempo mínimo que se debe esperar para hacer una segunda rinoplastia son nueve meses. Pero lo más recomendable es un año, porque entonces es cuando se verán los resultados definitivos de la primera intervención.

Por otro lado, antes de cada cirugía es imprescindible la comunicación efectiva entre el paciente y el cirujano. Lo que quiere decir que deben llegar a un acuerdo respecto a los resultados que desean alcanzar. De esta manera, se reduce el riesgo de que la rinoplastia no cumpla con las expectativas del paciente.

La selección del cirujano también es crítica. Asegúrate que esté certificado y que sea especialista en cirugía de nariz. No confíes en ofertas engañosas, comprueba las credenciales del médico y busca referencias con pacientes anteriores.

Hay que señalar también que no siempre que se hace una rinoplastia secundaria es porque la anterior está mal hecha. Puede ser que el paciente no haya quedado satisfecho del todo y quiera corregir alguna imperfección Asimismo, pueden ocurrir otras circunstancias que no tienen que ver con una mala cirugía. Por ejemplo, un problema de cicatrización o el envejecimiento natural de la nariz.

Si aparece alguna de las señales de una rinoplastia mal hecha después de tu operación, consulta a un cirujano especialista en cirugías de nariz.

Dr. Miguel Fernández Calderón – Cirujano plástico

Dr. Miguel Fernández Calderón – Cirujano plástico

Licenciado en Medicina por la universidad de Castilla-La Mancha, con formación de Cirugía Plástica, Estética y Reconstructiva en el Hospital Universitario La Paz. Miembro de la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (S.E.C.P.R.E)

Pide hoy tu primera cita y esta, será gratuita.

Consigue tu primera cita gratuita. Donde te haremos un tratamiento a medida de tus necesidades, con la finalidad de esculpir un cuerpo naturalmente perfecto.

Descubre otros de mis artículos blog

¿Cuál es el precio de una abdominoplastia en Madrid?

Liposucción masculina: ¿Cómo es la lipo en hombres?

Señales de una rinoplastia mal hecha

Cómo es el lifting de muslos

Cómo evitar la caída prematura de los senos

¿Cuántas veces se puede hacer una lipotransferencia?

¡Pregúntanos lo que quieras!
prevnext
prevnext