Todo lo que debes saber sobre la liposucción

Las personas desarrollan acumulaciones de grasa en zonas específicas de su cuerpo. En ocasiones, estas son difíciles de reducir con dietas y ejercicios, por eso deben recurrir a procedimientos más invasivos. Desde la clínica estética Dr Miguel Fernandez Calderon te diremos todo lo que debes saber sobre la liposucción. Sigue leyendo y conoce sobre esta cirugía.

¿Qué es la liposucción?

Es una técnica quirúrgica que se utiliza principalmente por motivos estéticos. Esta te permite modelar tu figura removiendo grasa o tejido adiposo de diversas zonas de tu cuerpo.

A diferencia de lo que muchos creen, esta intervención no es una cura para el sobrepeso o la obesidad. Sino una forma de extraer grasa localizada y moldear mejor la figura. Por lo general, se realiza en el abdomen, los brazos, rodillas, tobillos, rostro y otros.

Todo lo que debes saber sobre la liposucción

Si te vas a hacer una liposucción en Albacete debes estar informado sobre todo lo referente a este procedimiento.

Tipos de liposucción

Esta intervención posee varias modalidades que varían dependiendo de las características y exigencias del paciente.

Liposucción asistida por succión tradicional:

Es la forma más básica de esta cirugía estética. El especialista remueve la grasa por medio de la succión de un aparato llamado cánula.

El movimiento que se emplea dentro de la piel para realizar el procedimiento también ayuda a disolver los depósitos grasos. Esta técnica es una de las más antiguas. Poco a poco ha sido sustituidas por otras más eficientes y novedosas.

Liposucción asistida por ultrasonido:

Este procedimiento requiere de cánulas especiales, que poseen tipos de ondas de sonidos capaces de disolver grasa cuando chocan contra esta.

Esta técnica muchas veces se complementa con la liposucción asistida por succión, para que obtengas los resultados que deseas.

Liposucción asistida por láser:

Mediante una incisión se introduce un láser que ayuda a licuar la grasa de la zona para luego ser succionada.

Es el proceso más utilizado hoy en día ya que facilita la extracción de la grasa y agiliza el proceso.

Liposucción por dispersión o chorros de agua:

Para este tipo de intervención se emplea un chorro de agua a presión en forma de abanico. Este tiene como función despegar las células de grasa progresivamente. Posteriormente estas son extraídas en conjunto con el agua que ha sido utilizada.

Cosas que debes tener en cuenta antes de someterte a una liposucción

Existen una serie de factores que debes tomar en cuenta antes de entrar al quirófano. Algunos de estos son:

  • Escoge un centro clínico de confianza: Asegúrate de que el lugar donde te vayas a practicar la operación cumpla con las garantías médicas obligatorias.
  • No escatimes en gastos: Este tipo de cirugías en ocasiones pueden volverse riesgosas si no se cuenta con las condiciones e instrumentos necesarios.
  • Ten una dieta balanceada: Sabemos que lo has escuchado repetidas veces, pero es necesario que mantengas una dieta rica en nutrientes antes y después de la intervención.
  • No es una operación apta para todos: La liposucción es un tipo de intervención que no es apropiada para todas las personas que sufren de obesidad. Ya que primero deben bajar de peso con dieta y ejercicio para que luego el médico determine si son aptos. Si la zona de donde deseas retirar el exceso de grasa es demasiado flácida, tampoco será posible que te sometas al tratamiento.
  • Tu médico debe informarte: Una vez que hayan determinado que eres apto para la operación debes visitar al especialista que se encargará de todo el proceso. Este debe hablarte de las posibles complicaciones que pueden existir durante la intervención y posterior a esta. Así como indicarte todos los cuidados que debes seguir para tu óptima recuperación.

Zonas del cuerpo más comunes donde realizan liposuccion

Abdomen:

Esta es la zona más común donde se realiza el tratamiento. Tanto en hombres como mujeres. Para la correcta realización de la operación los médicos toman en cuenta la cantidad de grasa abdominal que posea, su distribución, historial de peso, antecedentes de embarazo y otros.

Papada:

La eliminación de grasa ubicada en el contorno de la cara y el cuello es posible mediante cánulas de menos tamaño que las habituales.

Es una zona segura para realizar el procedimiento y posee un proceso de recuperación rápido.

Brazos:

La liposucción en esta zona también se realiza con micro cánulas, para obtener un proceso más delicado.

Tiene una gran demanda por parte de las mujeres. Los resultados generalmente son exitosos. Puedes obtener brazos tonificados y definidos.

Pechos:

Las micro cánulas son utilizadas para extraer grasa de los pechos y de esta manera reducir su volumen.

Una de las ventajas de este procedimiento es que es muy breve y que además puedes obtener un ligero levantamiento de los senos, mejorando mucho su aspecto. Es una buena alternativa a la cirugía de mamaria.

Los pacientes masculinos que buscan definir mejor la forma de sus pectorales o torso también demandan este tipo de tratamiento.

Espalda:

La liposucción de espalda consiste en retirar una cantidad considerable de grasa de la parte alta de la espalda.

Reduce tejido adiposo de la parte baja de la misma y por las zonas adyacentes a la cadera. Además estiliza el contorno de las axilas, la zona de los omoplatos y define la cintura. Puedes obtener resultados increíbles de forma casi inmediata con esta intervención.

Riesgos de la liposucción

Para la disminucion de los riesgos que te nombraremos a continuación debes seguir las recomendaciones para la recuperación de una liposucción.

  • Sangrados: Es posible que presente hemorragias durante o después de la cirugía. Esto retrasa el proceso de recuperación.
  • Desarrollo de una infección: En este caso, infórmale al doctor para que le indique que tratamiento debe seguir. En ocasiones es necesario realizar una nueva intervención para esterilizar la zona.
  • Dificultades en la cicatrización: Esto depende del tipo de piel y los cuidados posteriores a la cirugía.
  • Irregularidades en el contorno de la piel: Después de la operación pueden generarse bultos o pliegues en la piel. Pueden cuidarse con diversos tratamientos.
  • Inconformidad con los resultados: Si no te tratas con un especialista puedes obtener resultados asimétricos.
  • Complicaciones pulmonares: Esta es una complicación muy poco común. Consiste en que quedan atrapadas gotas de grasa en tus pulmones. En este caso es necesario la hospitalización.

Ya te dijimos todo lo que debes saber sobre la liposucción, pero siempre debes consultar con un médico especialista. Si deseas contactar a uno, solo pide cita ahora mediante nuestra web.

Fuente infografía