Otoplastia en Madrid

Conoce todo sobre el procedimiento de otoplastia en Madrid que realiza el Dr. Miguel Fernández Calderón, www.miguelfernandezcalderon.com. Las orejas deformes no se pueden ocultar con facilidad. por lo que llegan afectar la autoestima de una persona. Este es el tipo de cirugía estética con el cual se corrigen estos problemas. Siendo el más común las orejas de soplillo.

Otoplastia en Madrid

¿Qué son las orejas de soplillo?

Cuando una persona tiene las orejas de soplillo se refiere a que las tiene prominentes y muy separadas. Está entre los complejos sobre el cuerpo más comunes hoy en día. Esto provoca inseguridad, por lo difícil que es ocultarlo, lo que les hace sentir incómodas.

Este problema es frecuente y se debe a la falta del pliegue en el antihélix o en los cartílagos que forman el pabellón auricular. Esto, junto con la hipertrofia de la concha auricular provoca que las orejas estén demasiado separadas.

Quienes tienen este problema pueden corregirlo a través de la cirugía estética otoplastia. Con esta se puede corregir la forma de una o ambas orejas.

Si notas que tus orejas sobresalen mucho o son muy grandes en relación con el tamaño de tu cabeza, esta es la cirugía para ti.

Las orejas de soplillo son el problema más común en estas. Sin embargo, hay otros que también se pueden corregir con esta intervención.

¿En qué consiste la otoplastia en Madrid?

Las orejas deben su forma a los relieves de cartílago que la compone. Cuando estos cartílagos no tienen los relieves habituales aparecen diferentes deformidades auriculares generalmente congénitas. La más frecuente de ellas son las orejas despegadas, orejas de soplillo, orejas en asa o Hellix Valgus.

El tratamiento de esta y otras deformidades auriculares se concibe para mejorar el aspecto de manera global y natural.

Esta cirugía incluye una cicatriz resultante en la parte posterior de la oreja que resulta imperceptible. La incisión se usa para modificar el cartílago generando los relieves y plegamiento usuales del mismo.

A través de una cirugía reconstructiva de orejas también se corrigen otros problemas como: orejas en copa, orejas contraídas u orejas prominentes. La microtia es la ausencia total de la oreja y también existen procedimientos para corregirla.

Esta intervención se puede realizar a partir de los 5 o 6 años de edad cuando el desarrollo auricular está casi completo. Frecuentemente se realiza bajo anestesia local y sedación. La duración de la misma es entre una y dos horas.

Las molestias postoperatorias son moderadas durante un par de días. El paciente deberá llevar una banda elástica durante 1 mes para dormir y hacer deporte.

Técnica de Earfold

Otra técnica que se emplea para corregir el tamaño de las orejas es Earfold, también conocida como otoplastia sin cirugía. Con este método se corrigen las orejas de soplillo en el polo superior.

Es un procedimiento poco invasivo y no es preciso entrar a quirófano. Consiste en colocar un implante pequeño para dar forma a la oreja y corregir la posición. Esta intervención lleva menos de una hora y solo se realiza una incisión muy pequeña.

Además, con esta técnica se evita la colocación de vendaje que se requiere después de hacer una otoplastia en Madrid tradicional. No obstante, se deben tener cuidados similares para no afectar los resultados.

¿A qué edad es mejor realizar una cirugía de orejas?

La cirugía estética de orejas se puede realizar en niños y en adultos. Es muy frecuente realizarla durante la infancia, ya que los menores pueden estar conscientes de la deformidad y desear un cambio estético.

Debido a que las orejas se han desarrollado del todo a los 5 años, a partir de esa edad se puede hacer la operación. Lo ideal es realizar la cirugía lo antes posible. Sin embargo, no hay ningún inconveniente en llevarla a cabo en adultos.

Antes de realizar una otoplastia pediátrica es importante no presionar al niño. Lo mejor es esperar que sea él mismo quien decida si someterse a la cirugía. Si los padres observan que el pequeño está incómodo con el aspecto de sus orejas, pueden plantearle esta solución.

Acuda al cirujano plástico para que el experto aclare las dudas que tengan tanto el niño como sus padres.

¿Qué esperar de la consulta?

Durante la primera consulta del paciente, sea niño o adulto, el cirujano revisará su historia clínica. Este es un procedimiento rutinario que se hace siempre antes de cualquier procedimiento quirúrgico.

En este primer encuentro debes indicar al cirujano por qué quieres someterte a una otoplastia y las expectativas que tienes sobre los resultados. El médico, por su parte, se encargará de evaluar el tamaño y la forma de las orejas, así como la simetría. A partir de allí escogerá el método más adecuado para realizar la intervención.

Beneficios y riesgos de la otoplastia

Después de una operación de orejas el paciente se sentirá mejor con su aspecto. Esto influirá de manera positiva en su autoestima. Aunque el problema sea en una sola, al intervenir las dos se conseguirá mayor simetría. El cirujano buscará dar al paciente una apariencia de la oreja más natural.

La satisfacción con los resultados, sin embargo, depende de que el paciente tenga expectativas reales.

Los riesgos de una otoplastia, son los mismos que los de cualquier cirugía y otros asociados con esta en particular. La pérdida de la audición no está asociada a esta. Después de la intervención el paciente puede sentir dolor y comezón que se tratan con medicamentos. También es posible la aparición de hematomas.

Otros problemas que pueden surgir incluyen cambios en la sensibilidad de la piel después de la otoplastia en Madrid. Esto será temporal, así que no debes preocuparte por ello. Son muy pocos casos en los que ocurre de forma permanente.

Cuando hay una asimetría preexistente considerable, es posible que no se corrija del todo. También los cambios durante el proceso de cicatrización pueden afectar un poco los resultados que se logren. Pero siempre es posible consultar sobre una otoplastia de revisión si no estás contento con los resultados.

Cuidados después de la otoplastia en Madrid

Una de las ventajas de esta cirugía es que es una de las menos dolorosas y de recuperación rápida. Además, los resultados se verán de inmediato.

El paciente volverá a sus actividades normales en poco tiempo. Tomará alrededor de una semana para que los adultos vuelvan a su trabajo y los niños a sus actividades escolares.

Habrá que tener cuidados especiales al realizar ciertas actividades. Es mejor evitar ocupaciones o movimientos que puedan afectar la zona intervenida. Durante las actividades deportivas será necesario llevar el vendaje que ayudará a mantener la nueva forma de las orejas y a que la recuperación sea más rápida.

Otras recomendaciones para el cuidado postoperatorio de la otoplastia en Madrid incluyen:

  • Dormir boca arriba para evitar ejercer presión sobre las orejas.
  • Utilizar camisas o camisetas con cuello amplio.
  • Evitar actividades en las que pueda recibir golpes o doblarse las orejas.
  • Lavar las heridas como lo indique el médico y utilizar protector solar.

Si no está contento con la forma de sus orejas esta cirugía es una alternativa. Para una otoplastia en Madrid elija cirujanos profesionales, que le garanticen los resultados. Si le interesa saber más sobre esta cirugía, pida cita con el Dr. Miguel Fernández Calderón.

NUESTROS RESULTADOS DE OTOPLASTIA EN LA SECCIÓN DE GALERÍA

Para más información sobre la Otoplastia en Madrid, póngase en contacto con nosotros.

Estaremos encantados de atenderle.

Otoplastia

Otoplastia

Otoplastia Otoplastia