Posibles complicaciones de una cirugía de pecho

15/05/2020
complicaciones de una cirugía de pecho

Como en cualquier intervención quirúrgica, existen ciertas complicaciones de una cirugía de pecho. Estas pueden estar derivadas por la colocación de los implantes o por la intervención en sí. Hoy en www.miguelfernandezcalderon.com mencionamos los problemas más comunes y cómo se solucionan.

¿Es segura la cirugía de aumento de pechos?

Una de las preguntas más frecuentes sobre el aumento mamario es si este tipo de operación es segura. La respuesta es que sí. Aunque existen riesgos inherentes a la intervención y al implante, las posibilidades de que haya algún problema son muy pocos.

Esta cirugía está entre las más demandadas por las mujeres y con el paso de los años las técnicas han mejorado. Lo mismo se puede decir de los implantes que, hoy en día, son de mejor calidad que los que se fabricaban hace unos años. En conjunto, esto permite ofrecer resultados óptimos y seguros a las pacientes.

Pero evitar complicaciones de implantes de senos también implica elegir buen cirujano. Un médico especialista en aumento de pecho en Madrid conoce de antemano los posibles problemas que se pueden presentar y saben cómo evitarlos. Además, en caso de que ocurra algo, están preparados para solucionarlo de la manera más adecuada.

El papel de la paciente

No todo depende del cirujano, la paciente también juega un rol importante para evitar problemas con esta cirugía.

En primer lugar, antes de la operación debe tener expectativas realistas sobre los resultados. Esto permitirá elegir, junto al médico, el tamaño correcto de los implantes y evitar un problema frecuente: insatisfacción por el volumen de los senos.

Antes y después de la cirugía debe seguir las instrucciones del cirujano. Por ejemplo, se recomendará dejar de fumar antes de la intervención, así como apartar el uso de aspirinas o anticoagulantes.

Las recomendaciones del médico están dirigidas a evitar complicaciones y es responsabilidad del paciente seguirlas.

Problemas derivados de la intervención

Es preciso tener claro que durante cualquier intervención quirúrgica hay riesgos. Y el aumento de los senos no es la excepción. En este caso se distinguen dos tipos de problemas: aquellos que ocurren por la colocación de los implantes y los que tienen que ver con la propia cirugía.

Describiremos primeros estos últimos antes de entrar en detalles con qué riesgos hay en una operación de senos.

Los problemas más comunes en una operación están relacionados con dolores, hematomas, sangrado, entre otros. Sin embargo, en su mayoría se pueden tratar con analgésicos y antibióticos. Aunque hay casos en los que se necesitará una cirugía de revisión o alguna intervención menor o incluso retirar los implantes, esto no es la norma.

  • Dolor en el pecho. Después de una operación es normal sentir dolor y molestias en la zona. En especial cuando se comienza a retomar la rutina, pero los analgésicos ayudan a manejar la situación. Si el malestar persiste después de dos meses o es incapacitante, es importante consultar con el médico para que haga una revisión.
  • Inflamación. También es normal que el área donde se realice la cirugía se inflame. El problema disminuye con el paso de los días y si se siguen las instrucciones del médico. Sin embargo, si es demasiado, está acompañado por ardor o alguna otra señal extraña acuda a una revisión.
  • Hematomas. Pueden aparecer moretones después de aumento de senos, esto ocurre porque se acumula la sangre. Para reducir la posibilidad de que suceda hay que evitar el consumo de aspirinas y anticoagulantes. En ocasiones desaparecen por sí solos.
  • Cicatrización inestética. El proceso de cicatrización es diferente en cada persona. Hay personas que pueden desarrollar cicatrices abultadas, ensanchadas, muy claras u oscuras. Esto no está relacionado con la operación.

Posibles complicaciones de una cirugía de pecho

Bien sea porque no están contentas con el volumen, porque quieren corregir los senos caídos o cualquier otra situación, las cirugías de mamas siguen siendo muy demandadas por las mujeres.

Pero a veces se presentan complicaciones que un buen cirujano sabrá corregir. Entre los problemas que se pudieran presentar tras la colocación de implantes podemos mencionar los siguientes:

Contractura capsular

Es la complicación más frecuente después de colocar implantes pecho y, sin embargo, se presenta solo en el 1 % de los casos. Lo que ocurre es que el organismo reconoce a las prótesis como un cuerpo extraño y busca aislarlo formando tejido cicatricial a su alrededor.

Al formarse esta cápsula el pecho se siente duro al tacto, genera molestias y hasta deformidades.

Existen cuatro grados de contractura capsular. Los casos más leves se pueden corregir con tratamientos como fisioterapia o ultrasonido. Los más difíciles requieren otra cirugía.
contractura muscular infografia
Fuente infografía

Rotura del implante

¿Sabes qué se siente cuando se rompe un implante? Esta es otra complicación de esta cirugía y puede ocurrir por un traumatismo o desgaste de la superficie de la prótesis. Es más común en los de solución salina.

A veces no provoca ninguna sensación, pero se nota la disminución de volumen en la mama y cambios en su forma. En ocasiones si produce dolor.

Cuando esto ocurre es necesario sustituir el implante dañado.

Efecto rippling

Es la aparición de pliegues u ondulaciones en la superficie de la piel. Es común que ocurra en pacientes con poco tejido mamario o poco espesor graso.

Se puede solucionar con lipofilling en las zonas donde se ve la depresión. En caso de que la prótesis esté en el plano subglandular, se puede cambiar y colocarlo bajo el músculo.

Mala ubicación de la prótesis

Los desplazamientos de los implantes también posibles complicaciones de una cirugía de pecho. Estas pueden ocurrir tanto en el plano vertical como horizontal. Otra posibilidad es que se rote la prótesis, lo que se puede corregir mediante una cirugía ambulatoria.

Formación de doble burbuja

Es una deformidad que puede aparecer tras la colocación de los implantes. Se distinguen dos tipos:

  • En cascada. Ocurre cuando la prótesis queda en su lugar, pero la glándula se desliza por delante. Esto provoca una ptosis de la glándula mamaria y se forma una protuberancia en la parte superior.
  • Doble surco. En este caso el implante está por debajo de la mama, de manera que se forma un segundo surco submamario.

Bottoming out

Esta deformidad aparece cuando la prótesis desciende y desplaza el surco submamario hacia abajo. Al mismo tiempo provoca que el pezón se vea elevado. Se puede corregir con cirugía secundaria.

Otras complicaciones que pueden ocurrir son sinmastia, que es la pérdida del surco submamario; granulomas, y alteraciones en la sensibilidad del pezón.

Cuando aparece alguna de estas complicaciones de una cirugía de pecho lo más adecuado es acudir al doctor para buscar una solución. Es posible que algunos aparezcan después de varios años de la intervención. Pide una cita para saber más al respecto.

Posted in Noticias by Marelys Torres