Qué puede y qué no puede corregir una rinoplastia

Qué puede y qué no puede corregir una rinoplastia

La nariz es el punto central de la cara, y muchos buscan mejorar su apariencia y arreglar imperfecciones con una cirugía.  Sin embargo, no todos saben qué puede y qué no puede corregir una rinoplastia. Hoy te explicaremos más acerca de este procedimiento, ¡sigue leyendo!

Partes y rasgos de la nariz que trata una rinoplastia

Cuando se realiza una rinoplastia hay algunas áreas estéticas de la nariz que puede mejorar, entre ellas la punta de la nariz puede cambiar de forma y tamaño, así como el contorno puede afinarse. 

El puente también puede modificar su forma y tamaño de la nariz.  Las protuberancias del puente también se pueden reducir y el ancho se puede disminuir también.  En una rinoplastia cambiar el aspecto del puente de la nariz puede significar un gran cambio en la apariencia.

La joroba en el puente de la nariz es una de las imperfecciones que se pueden observar con el rostro de perfil y en el cual se aprecia que la nariz no está recta. El caso contrario a la joroba sería el tabique hundido, el cual se puede corregir colocando implantes de cartílago del propio paciente o con rellenos dérmicos.

Las fosas nasales pueden mejorar el contorno y reducirse de tamaño para una proporción mejor con respecto a la nariz y el resto del rostro. El tabique cuando está desviado produce problemas para respirar, y una rinoplastia lo puede arreglar y mejorar la calidad de vida del paciente.

Cuando se trata de torceduras o de una nariz desviada es una de las condiciones más difícil de corregir, por ello es importante buscar un cirujano plástico calificado y con experiencia, que realice una evaluación precisa de cada caso en particular.

corregir con riniplastia

¿Qué puede y qué no puede corregir una rinoplastia?

Muchos pacientes llegan a la consulta con el cirujano con dudas y curiosidad sobre los alcances y las mejoras que se pueden lograr al someterse a una rinoplastia. El médico discutirá sobre los objetivos y expectativas reales que el paciente puede esperar de su rinoplastia en Madrid. Y le explicará lo que se puede mejorar con este procedimiento quirúrgico.

LEER  La importancia de los estudios preoperatorios en cirugías estéticas

Estas son algunas de las cosas qué puede y qué no puede corregir una rinoplastia:

Corregir una nariz torcida

Se entiende por nariz torcida a aquella cuyo hueso o tabique no está en el centro del rostro.

Al someterse a una rinoplastia los pacientes pueden conseguir solucionar el problema de una nariz torcida, ya sea producto de la genética, de golpes o accidentes. 

En caso de que los tejidos nasales están muy dañados por procedimientos anteriores, es posible que el médico no logre enderezar por completo la nariz. De ahí la importancia de las consultas previas con el cirujano.

Eliminar jorobas o protuberancias

Con una rinoplastia el cirujano puede llegar a eliminar, aplanar o elevar según sea el caso las protuberancias en el puente o en la punta de la nariz, y de esta forma hacer que el perfil luzca mejor.

Mejorar el tamaño del puente nasal

Es posible que el tabique de la nariz sea muy largo o corto en proporción con la cara, y en estos casos el cirujano puede actuar para mejorar el ángulo de la nariz y ajustarlo de modo que luzca proporcional con respecto a la frente y los labios.

correccion de nariz

Cambiar el tamaño o modelar las fosas nasales 

El tamaño de los agujeros de las fosas nasales también pueden corregirse a través de un procedimiento de rinoplastia.

Adicional a las mejoras estéticas, durante una rinoplastia se pueden corregir problemas respiratorios, como tabiques desviados o cornetes recrecidos.

Algunas personas pueden tener problemas respiratorios debido a obstrucciones en las fosas nasales. Esto puede ser causado por diferentes factores, como el tamaño o la forma de la nariz, o bien, por la presencia de obstrucciones nasales como cornetes o pólipos.

La rinoplastia puede ayudar a mejorar la respiración al modificar la forma o el tamaño de la nariz, o bien, al eliminar obstrucciones nasales.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que la rinoplastia no es una solución para todos los problemas respiratorios y que es necesario hablar con un médico o un cirujano plástico para determinar si la cirugía es adecuada para tratar tus problemas respiratorios específicos.

LEER  Beneficios de una operación de rinoplastia

Lo que no puede corregir una rinoplastia

La rinoplastia no puede corregir problemas como el olfato o la sensación de la nariz. También es importante tener en cuenta que la rinoplastia no puede cambiar completamente la apariencia de la nariz y no puede hacer que se parezca a la nariz de otra persona.

Además, la rinoplastia no puede corregir problemas psicológicos o emocionales subyacentes que pueda tener una persona con respecto a su nariz. Es importante hablar con un cirujano plástico certificado antes de someterse a una rinoplastia para asegurarse de tener expectativas realistas sobre lo que la cirugía puede y no puede hacer.

Es importante entender que una rinoplastia no puede cambiar la genética, el efecto del paso de los años o las manchas en la piel de la nariz o enrojecimiento.  Así como tampoco puede cambiar la estructura base de la nariz.

Si alguna persona observa la nariz de otra persona que le parece perfecta, y acude a un cirujano plástico buscando recrear esta en su rostro, la rinoplastia no podrá hacerlo. Además, debe saber que con este procedimiento lo que se busca es un equilibrio en la cara del paciente. No que su nariz se vea como la de otra.

Tampoco puede eliminar cicatrices o arrugas alrededor de la nariz, ni puede modificar la forma de las cejas o de los ojos. La rinoplastia no puede cambiar la personalidad o mejorar la autoestima de una persona.

Si estás considerando someterte a una rinoplastia, es importante tener expectativas realistas y hablar con un cirujano plástico acreditado para obtener más información.

Recuerda que una rinoplastia mal hecha puede ser un problema tanto para tu autoestima como para tu salud. Así que es importante que te hagas esta cirugía por las razones correctas y con un cirujano experto.

Razones para recurrir a una rinoplastia

Una rinoplastia es una cirugía en la que se puede modificar partes de la nariz, cambiando la forma o posición del hueso o del cartílago para obtener una forma más simétrica.

LEER  ¿En qué consiste la rinomodelación?

La mayoría de los pacientes que buscan hacerse una rinoplastia observan en su nariz lo que consideran defectos como por ejemplo, tener una nariz muy grande o sobresaliente, que no se ve en armonía con el resto del rostro.  También tener el tabique de la nariz desviado o protuberante. Además, puede solucionar problemas respiratorios.

Para otros también puede ser visualmente incómodo que la punta de la nariz luzca abultada o asimétrica; o que los agujeros de las fosas nasales no tengan un tamaño adecuado para su cara.

Todas estas son razones por las que muchos asisten a consultas con un cirujano plástico, buscando lograr una mejor apariencia de su nariz y su cara en general. Esto puede permitirles mejorar su autoestima.

Ante cualquier cirugía lo primero es consultar a un especialista, como para saber si eres candidato a una bichectomía.

La alternativa de la rinoplastia no quirúrgica

La rinoplastia no quirúrgica es una alternativa que ofrece modelar la nariz utilizando rellenos dérmicos.  El procedimiento consiste en inyectar los rellenos en lugares puntuales de la nariz y solo se usa para agregar volumen.  Los resultados no son permanentes como lo sería en una rinoplastia tradicional, en cambio requiere de retoques cada cierto tiempo.

Si sólo puede agregar volumen y no eliminar, entonces ¿para qué sirve? Básicamente para solucionar problemas estéticos como:

  • Mejorar superficialmente el tamaño y forma de la nariz.
  • Rellenar depresiones u hoyos.
  • Mejorar la punta de la nariz.

Aunque la rinoplastia no quirúrgica sólo tiene opción de rellenar, es posible mejorar la apariencia de una nariz grande, ya que se usa para contornear las irregularidades, logrando un contorno menos marcado.

Además esta alternativa para aquellos que no quieren someterse a una cirugía, o que buscan retrasarla cuanto sea posible.

Cuando hablamos de qué puede y qué no puede corregir una rinoplastia podemos decir que esta cirugía puede lograr una nariz más corta, más recta o más perfilada, y esto va a depender del trabajo del cirujano en la punta, tabique y las fosas nasales, pero no puede alterar la estructura básica ni recrear la nariz de alguien más. Contáctanos para una valoración.

Dr. Miguel Fernández Calderón – Cirujano plástico

Dr. Miguel Fernández Calderón – Cirujano plástico

Licenciado en Medicina por la universidad de Castilla-La Mancha, con formación de Cirugía Plástica, Estética y Reconstructiva en el Hospital Universitario La Paz. Miembro de la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (S.E.C.P.R.E)

Pide hoy tu primera cita y esta, será gratuita.

Consigue tu primera cita gratuita. Donde te haremos un tratamiento a medida de tus necesidades, con la finalidad de esculpir un cuerpo naturalmente perfecto.

Descubre otros de mis artículos blog

¿Cuál es el precio de una abdominoplastia en Madrid?

¿Cuáles cirugías estéticas se pueden realizar en el rostro?

Qué puede y qué no puede corregir una rinoplastia

¿Se necesitan masajes de drenaje linfático tras una cirugía estética?

8 preguntas sobre la mastectomía masculinizante

¿Soy un buen candidato para una liposucción?

¡Pregúntanos lo que quieras!
prevnext
prevnext