Tipos de cirugía de la mano, su diagnóstico y tratamiento – Parte I

20/02/2018
cirugía-mano
Tipos de cirugía de la mano, su diagnóstico y tratamiento – Parte I
Valora este post

La mano es una de las partes de nuestro cuerpo que más usamos, por eso su incapacidad podría afectar drásticamente la calidad de vida de la persona. Es importante que conozcas sus patologías, los tipos de cirugía de la mano, su diagnóstico y tratamiento. Por eso, en nuestra clínica de cirugía estética en Albacete hemos preparado este post para que detectes a tiempo cualquier anomalía en esta extremidad corporal.

Funciones e importancia de la mano

La mano es una extremidad del cuerpo que, cuando se lesiona, rara vez pone en riesgo la vida de la persona. Sin embargo, su funcionalidad es tan básica e imprescindible en nuestro día a día que, si sufrimos un accidente que comprometa su desempeño, la vida diaria se verá comprometida.

Pero, ¿por qué nuestras tareas de rutina pueden cambiar a causa de lesiones de esta parte del cuerpo? Porque la mano tiene funciones esenciales para el humano, como sentir y agarrar. El dedo anular, medio e índice son los principales en este desempeño. Junto con la parte interna del anular estos cuatro dedos son los primordiales para sentir, agarrar, apretar y sostener.

Mientras que el meñique, que menos fuerza ostenta, es muy práctico para el contacto de la mano cuando entra en reposo sobre una superficie. Es muy sensible a los cambios de temperatura y texturas. Es decir, en este se siente más si un objeto está muy caliente o frío, si es áspero, punzante o suave. Lo que sirve para reaccionar a tiempo y evitar lesiones.

El cuidado de la mano es importante. También lo es conocer todo lo que está implicado en su desempeño, para así tener idea de qué tanto nos puede aquejar. Los nervios de las extremidades superiores empiezan en el hombro y termina en las puntas de los dedos. Lo que significa que tiene la capacidad de adaptarse a movimientos y agarres de diferentes grados.

Sin embargo, para que esto sea así y todo el sistema esquelético implicado funcione adecuadamente, las articulaciones próximas deben ser estables. Es decir, no tener deformidades ni lesiones. Las cuales veremos ahora.
ferula-cirugía-mano

Conoce los tipos de cirugía de la mano, su diagnóstico y tratamiento

La mano puede padecer trastornos a nivel esquelético, de tendones, nervios y afecciones infamatorias. Y, a veces, llegar a presentar infecciones por cortaduras, contacto, etcétera. Veamos cuáles son los casos en los que procede una cirugía de mano, cómo se diagnostica y de qué forma se trata cada uno.

Cirugía de la mano para tratamiento del síndrome del túnel carpiano y canal cubital

Antes de explicar el procedimiento quirúrgico es importante dejar claro qué es el síndrome del túnel carpiano y de qué modo es afectado el canal cubital. De esta manera entenderemos mejor la cirugía.

Síndrome del túnel carpiano

El síndrome del túnel carpiano se presenta cuando hay presión o inflamación en el nervio medio. Este nervio está atraviesa, en dirección vertical, el centro de la base de la muñeca. Su función es esencial para que la mano pueda moverse y tener sensibilidad.

Esta área que atraviesa el nervio a nivel de la muñeca es conocido como túnel carpiano. Por lo general, su anatomía es estrecha lo que favorece las afecciones del nervio el cual es sensible a los roces. Causando entumecimiento, dolor, debilidad, hormigueo, hasta llegar a atrofiar la musculatura de los dedos y el resto de la mano.

Atrapamiento del canal cubital

Mientras que el canal cubital es un nervio principal del brazo, que va desde el cuello hasta la mano y puede contraerse tanto a nivel de la clavícula como de la muñeca. Siendo la parte posterior del codo el lugar donde mayor compresión sufre el nervio.

Al igual que con el túnel carpiano, los síntomas del atrapamiento del canal cubital son adormecimiento y hormigueo tanto en los dedos como en la parte cubital de la mano. El dedo meñique es el más afectado, ya que este nervio es el que dota de sensibilidad a este dedo. Este al igual que los músculos pequeños de la mano, que sirven para ejecutar movimientos delicados; y que los músculos del antebrazo que funcionan para sujeciones más pesadas.

Diagnóstico, tratamiento y cirugía

En ambos casos el especialista deberá evaluar su historial médico así como estilo de vida, oficio, medicamentos que acostumbra consumir, entre otros aspectos. Una vez obtenida toda la información necesaria, procederá a realizar un examen físico, que va desde el tacto en puntos estratégicos hasta un análisis de laboratorio como rayos X y estudio de conductividad de los nervios.

El médico tocará, golpeará y dará pequeños masajes en las zonas por donde pasa el nervio, sea el medio o el cubital. Todo con la finalidad de asegurarse de que realmente está tratando un síndrome y no se trata de una contractura muscular momentánea.

Con relación al tratamiento de la mano, este puede ser quirúrgico y no quirúrgico. Este último consiste en la indicación de antiinflamatorios, colocación de férula, y ejercicios terapéuticos.

Se procede a una cirugía de mano cuando lo anterior no funciona, no mejora la condición del paciente, el nervio está comprimido, la musculatura está atrofiada.

De ser a nivel del túnel carpiano el cirujano hará una incisión en la base de la muñeca. Y de tratarse del atrapamiento del nervio cubital, el corte se hará cerca del codo. En ambos casos lo que se busca es la liberación del nervio para aliviar la presión.
dedo-en-resorte-gatillo

Cirugía de la mano para tratamiento del dedo en resorte

En medicina se habla del dedo en resorte cuando uno de los dedos de la mano se dobla como si se hubiese quedado atascado mientras hala un gatillo. Se le denomina resorte porque este puede desatascarse repentinamente saltando hacia fuera. Pero, cuando esto no ocurre es necesario recurrir a la cirugía plástica.

El diagnóstico del dedo en resorte se determina a través de una evaluación médica, de un examen físico y la historia clínica. Dada la particularidad del caso, no es necesario hacer radiografías ni otro tipo de análisis de laboratorio para saber lo que sucede en el dedo.

Tratamientos para el dedo en resorte

El dedo en resorte puede ser tratado en principio con un método terapéutico, el cual puede ser muy efectivo. Llegando a prescindir de la preparación para la cirugía plástica.

Si el caso es leve, se recurre al cuidado por parte del paciente de manera que el túnel afectado se desinflame. Esta medida hará que el tendón libere tensión y pueda descansar. En estos casos se recomienda usar una férula o el médico procederá a realizar una “pegadura de amigos”, que es la unión del dedo dañado a otro en buenas condiciones.

También es efectiva el choque de temperatura en el dedo en resorte. Se aplica calor y luego frío a medida que se estira el dedo.

Otra manera no quirúrgica de tratar el dedo en resorte es colocando una inyección de cortisona en el túnel. En la mayoría de los casos es necesario una segunda aplicación, favoreciendo la desinflamación del nervio.

Cirugía de mano para el dedo en resorte

Como ya se dijo, lo normal es que el dedo vuelva a su posición de “un brinco”. Pero, muchas veces eso no ocurre, se queda doblado, el tratamiento terapéutico no muestra progreso. Es allí cuando hay que pedir cita con un especialista en cirugía plástica.

El procedimiento quirúrgico se hace aplicando anestesia local, o bien, se hace un bloqueo del nervio para evitar que el paciente sienta dolor. Lo que significa que durante la cirugía pudieras estar despierto. Por lo general, es una operación que no excede los 45 minutos, no requiere de hospitalización, pero sí de un cuidado post operatorio delicado, que incluye fisioterapia.

  1. Esta cirugía de mano requiere de una incisión mínima en la piel inferior que recubre el túnel. El cual está encima del tendón del dedo en resorte.
  2. El cirujano plástico cortará pocos milímetros el túnel. En este paso, es probable que el médico te pida que muevas el dedo tratado.
  3. Por último, suturará la piel y colocará un vendaje.

El postoperatorio es bastante delicado, porque es indispensable cumplir a cabalidad el reposo. Así como hacer los ejercicios al tiempo que se lo indique el médico.

Inmediatamente después de salir de quirófano, podrás irte a casa. La banda compresiva que se te ha colocado la debes mantener durante dos días. Al cabo de este tiempo puedes sustituirla por una tirita. Luego de dos semanas regresas para que el médico retire los puntos.

Casos en los que debe recurrir de inmediato al médico durante el postoperatorio

Lo normal es que al quitar los puntos el médico le indique que vaya con el fisioterapeuta para que este evalúe mejor la movilidad del dedo o la mano. El cual favorecerá la pronta rehabilitación de esta parte.

Pero, también es posible que el dedo o mano presente infección, enrojecimiento donde se hizo el corte, inflamación, calor, secreción por la cicatriz, malestar y dolor, fiebre. En cualquiera de estos casos debes llamar inmediatamente al médico.

Ya conoces algunos de los tipos de cirugía de la mano, su diagnóstico y tratamiento. En el próximo post hablaremos de otros tres tipos. Si crees que estás desarrollando una de estas anomalías, no dudes en visitarnos a nuestra clínica de cirugía plástica y estética en Albacete.
tunel-carpiano-infografia
Fuente infografía

Posted in Noticias by Redacción Dr. Miguel Fernández Calderón | Tags:

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aqui

ACEPTAR
Aviso de cookies