Mamoplastia con lipofilling: el aumento natural de senos con grasa

30/08/2017
aumento-de-senos-con-grasa-corporal

Cuando surge el planteamiento, por necesidad o deseo, de aumentar el tamaño de las mamas, hay dos técnicas que hacen esto posible. Una de ellas es la mamoplastia con lipofilling o aumento natural de senos con grasa. En http://miguelfernandezcalderon.com, clínica de cirugía estética en Albacete, te explicaremos todos los detalles de este procedimiento.

¿Qué es el Lipofilling y quiénes pueden realizarse esta técnica?

El lipofilling es una técnica quirúrgica que consiste en la obtención del tejido adiposo o graso de la paciente. Luego, se inyecta la grasa obtenida en otra área del cuerpo para darle volumen o corregir imperfecciones. Pese a ser una operación poca invasiva esta requiere de una preparación previa, así como cuidados postoperatorios.

Por lo tanto, las personas que son aptas para este tipo de intervención son quienes tienen cúmulos de grasa localizada y quieren un ligero aumento en otra zona corporal.

El uso de la grasa para corregir el tamaño de los senos tiene casi tres décadas empleándose. A inicios de la década de los 90 un médico de apellido Colleman mejoró la técnica de obtención de grasa corpórea para un relleno biocompatible. A partir de esa época el lipofilling se ha venido perfeccionando dando resultados aceptables.

mamoplastia-lipofilling

¿Cómo es el procedimiento para el lipofilling mamario?

Como toda cirugía, el paciente debe ir a consultas previas para someterse a las evaluaciones necesarias: física, psicológica, exámenes de laboratorio. Y, en el caso de la cirugía mamaria con lipofilling el médico analizará la cantidad de piel donde se colocará el injerto, el porcentaje de grasa localizada, entre otras observaciones indispensables. Todo con el fin de determinar si la persona es candidata o no para el aumento de pecho con lipofilling. Sea cual sea el resultado, el especialista debe orientar lo mejor posible al paciente para que al final el resultado de la cirugía sea óptimo.

Lo primero que se hace es extraer la grasa acumulada a través de una liposucción. Con el empleo de unas cánulas especiales se obtiene parte del tejido adiposo, sin alterar la circulación de las células grasas.
Luego, el especialista en cirugía plástica filtra la grasa y la centrifuga. Con esta técnica sacará más células vivas.

Por último, procede a realizar la cirugía estética. En el caso de la mamoplastia, la grasa se inyecta en el área de las mamas a través de una incisión mínima por donde pasará unas cánulas extrafinas. Estos instrumentos específicos facilitan la colocación de la grasa en diferentes partes de los senos.

Hay que dejar claro dos puntos. Primero, quien realiza esta técnica ha de ser un médico especializado en cirugía estética y debidamente registrado en la Asociación de Médicos en España. Esto es sumamente importante porque el cirujano es el único capaz de aplicar la técnica correctamente y de manera segura a la paciente.

Y, en segundo lugar, la operación es unipersonal. Es decir, no es una donación. Sino que la persona que solicita la mamoplastia es la misma a quien se le extrae la grasa. Es por eso que este tipo de cirugía es apta en individuos que tienen grasa localizada.

Mamoplastia con lipofilling: el aumento natural de senos con grasa

Hacerse un aumento de senos con lipofilling es una excelente opción para aquellas mujeres que desean conservar la apariencia natural de sus pechos. Este técnica que consiste en un lipoinjerto de grasa propia de la paciente puede ser complemento de otra intervención estética. Así como también puede ser la única técnica empleada para hacer la mejora física.

En esta intervención la paciente elige usar su propia grasa corporal, en lugar de colocarse prótesis. Esta cirugía es muy recomendada en el caso de reconstrucciones o mastopexias.

Limitaciones del aumento de senos con lipofilling

La principal limitación es es el volumen del pecho deseado. El lipofilling solo permite el incremento moderado de los senos, como llegar una talla más de sujetador. Extra limitarse a esta medida sería contraproducente en una sola realización.

En caso de querer aumentar más de dos tallas se tendría que someter a varias intervenciones hasta llegar al tamaño que quiere la paciente. Esto se debe a que si se inyectan grandes cantidades de grasa en una operación y en una misma área, puede que las células más profundas no sean vascularizadas y mueran.

Lo más conveniente es aumentar el tamaño de los senos paulatinamente con lipofilling, en varias intervenciones hasta alcanzar el volumen requerido. Así es lo más propicio, ya que las células se deben infiltrar en una zona vascularizada para que se puedan activar.

La otra limitante es la cantidad de tejido adiposo que posee la paciente, porque al extraerlo se reducirá hasta un 50 % la grasa útil. Por lo que siempre será necesario hacer una liposucción previa para extraer unos 300 cc de grasa para ser colocada en cada seno. Esto supone a su vez un problema, ya que las pacientes que solicitan la mamoplastia con esta técnica casi no tienen grasa excesiva para retirar.

La tercera limitante es que de la grasa que es procesada la persona la asimila hasta un 30 %. Esto dependerá de la paciente. En el caso de las mujeres delgadas, muchas veces el lipofilling es una opción de relleno para lograr un acabado más natural, luego de haber colocado los implantes mamarios.

Otra limitación, que es considerada una contraindicación, es cuando la mujer tiene antecedentes familiares que presentaron alguna patología mamaria no benigna. Por lo cual, la grasa que se le inyecta, pese a ser de ella misma, puede causarle micro calcificaciones luego de un año.

tecnica-aumento-senos

Cuidados postoeratorios

Aunque el lipofilling parezca una opción menos invasiva que las prótesis mamarias, la verdad es que el resultado final varía según cómo haya iniciado el proceso inflamatorio del pecho. Además de tener un proceso postoperatorio un poco lento.

El postoperatorio del aumento de mamas con lipofilling se ve marcado por la inflamación de los senos, por lo cual es necesario guardar reposo durante cuatro meses. Al cabo de este tiempo la grasa ya se ha integrado en su totalidad al seno, y este ya muestra el tamaño final.

Con respecto al cuidado que se debe tener está el uso de una faja para el área de donde fue extraída la grasa. Del mismo modo que en la cirugía de implantes, se debe guardar reposo de los brazos. Aunque en el lipofilling de mamas es menor este último cuidado, ya que no existe el riesgo de que se mueva el injerto.

Vale aclarar que las células reincorporadas que se activan no cambian su tamaño según la paciente aumente o disminuya de peso.

Como sus resultados no siempre son seguros, varios especialistas recomiendan usar este método como complemento de otra cirugía. Mientras que otros aconsejan usarlo en el caso de mujeres que necesitan o quieren rellenar moderadamente solo la parte superior de sus mamas. Además de que ella misma tenga partes de su cuerpo de dónde se pueda extraer la grasa que se usará para el lipofilling.

Conoce las ventajas y desventajas del lipofilling en el aumento de senos

Entre las ventajas de hacerse un lipofilling para aumentar el tamaño de los senos están:

  • Naturalidad al tacto y a la vista. Por ser una técnica poco invasiva que se hace con el mismo tejido de la paciente, es imposible que al tocar la mama la persona perciba que haya sido intervenida.
  • Durabilidad. Una vez que el tejido graso se haya adaptado a la nueva área donde se se inyectó, luego de unos cuatro meses, el resultado será duradero. A diferencia de los implantes mamarios, no hay fecha de caducidad.
  • Cicatrices. Las marcas que deja esta cirugía estética apenas son visibles. Tienen forma de puntitos de 0.5 cm.

A pesar de que el lipofilling es una técnica que ha venido mejorándose, los resultados obtenidos siguen siendo variables e impredecibles. Entre las desventajas que figuran en esta práctica resaltan:

  • La absorción de la grasa inyectada puede ser de un 30 %, el porcentaje varía según la paciente.
  • Existe la posibilidad de que el resultado final sea asimétrico, pero será muy poca la diferencia.
  • No todas las mujeres son aptas para realizarse un lipofilling de mamas. Solo aquellas con grasa corporal acumulada y quienes necesitan reconstruir sus pechos.
  • La talla que se puede aumentar se ve limitada por la cantidad de grasa corporal disponible para sustraer de algunas zonas. Generalmente, caderas y glúteos. Lo cual complica obtener un tamaño de senos que supere los 200 mililitros. Por lo tanto, como señalamos en párrafos anteriores, serán necesarias varias intervenciones para lograr el tamaño que desea la paciente.
  • El tiempo mínimo que se tarda la operación es de tres horas. A diferencia de la mamoplastia con implantes que en una hora, si no hay complicaciones, ya se ha terminado la cirugía.
  • Aunque la cirugía de senos con lipofilling es menos riesgosa que la de implantes, la paciente puede desarrollar nódulos dolorosos por la mala vascularización de la grasa.

¿Te interesa hacerte una mamoplastia con lipofilling? Puedes pedir cita y consultar todas las inquietudes antes de decidir, junto con el especialista, si te conviene realizarte el aumento natural de senos con grasa.

Posted in Noticias by RedacciOn Dr Miguel Fernandez Calderon | Tags: