Diferencias entre cirugía reconstructiva y estética

03/03/2020
cirugia plastica

La cirugía plástica engloba campos que suelen ser confundidos. Por ello es necesario que desde clínica estética del Dr Miguel Fernandez Calderón te contemos cuáles son las diferencias entre cirugía reconstructiva y estética. Estas referencias te servirán para que elijas el procedimiento que más te convenga y necesites.

Origen de la cirugía plástica

La aparición de la cirugía plástica se remonta a 3000 años antes de Cristo. En el antiguo Egipto se realizaban reconstrucciones faciales por las heridas de guerra. Además de las provocadas por otros traumatismos.

Pero su auge se produjo en el siglo XIX cuando se estableció como una especialidad dentro de la cirugía general con el uso de la anestesia. El término plástica viene de la palabra griega plastikos que significa moldear.

Su popularidad ha ido en aumento en las últimas décadas. De acuerdo a la Sociedad Americana de Cirujanos Plásticos el 40 % de las mujeres se ha efectuado algún procedimiento de este tipo. Estas tienen entre 20 y 39 años. En España se realizan alrededor de 400 mil cirugías al año.

Su impulso se debe a que con el pasar del tiempo se ha vuelto más accesible y aceptada en la sociedad. Hasta se ha fomentado el llamado turismo de belleza, muchas mujeres viajan a países latinoamericanos para hacerse alguna intervención. En estas naciones el costo es hasta un 50 % más barato.

Diferencias entre cirugía reconstructiva y estética

Diferencias entre cirugía reconstructiva y estética

Las subespecialidades de la cirugía plástica son los procedimientos estéticos y reconstructivos, requieren que sean realizados por profesionales de la medicina e en esta área.

Generalmente son usados como sinónimos porque comparten principios quirúrgicos y especialista. Se confunden debido a que el objetivo de ambas es maximizar el resultado cosmético lo más que se pueda.

La principal diferencia entre los procedimientos reconstructivos y los cosméticos es el motivo que lleva a hacer la intervención.

Cirugía reconstructiva

La cirugía reconstructiva se lleva a cabo para restablecer la función y aspecto normal. Aparte de corregir deformidades por defectos de nacimiento, problemas médicos como el cáncer o por trauma. Por esto la mayoría de los planes de salud la cubren.

Puede atender desde la reparación del labio leporino, reconstrucción mamaria, mastectomía, paladar hendido, reconstrucción por quemaduras hasta una lumpectomía. También incluye cirugía de mano y para mejorar cicatrices. Su principal tarea es recuperar la salud del paciente y a la vez  favorecer su aspecto.

Por ello se aplica para corregir secuelas de operaciones, resección de tumores cutáneos, septoplastia en tabique nasal para mejorar la respiración. Incluso reimplante de extremidades, para aliviar el síndrome del túnel carpiano, artrosis del pulgar, reconstrucciones nerviosas y reconstrucción de paredes abdominales. En algunos casos se trabaja en conjunto con neurocirujanos, traumatólogos y otros especialistas.

Diferencias entre reconstructiva y estética

Cirugía estética

Esta sirve para mejorar la apariencia ajustando y remodelando la anatomía normal de la persona. El principal objetivo es lograr que sea más atractiva, mejorar  la simetría y las proporciones. Esta no es considerada necesaria desde el punto de vista médico porque se realiza en personas sanas.

Los procedimientos más comunes de cirugía estética son aumento de senos, abdominoplastia, estiramiento facial, liposucción, rinoplastia. Así como mentoplastia, otoplastia, blefaroplastia, estiramiento de cuello, lifting facial, ginecomastia, tratamientos de relleno, botox, rejuvenecimiento, entre otros.

La cirugía estética es más solicitada que la reconstructiva. Y es electiva.

cirugía reconstructiva y estética

Beneficios de la cirugía estética y la reconstructiva

Recuperar la funcionalidad y mejorar el aspecto de alguna parte de nuestro cuerpo beneficia la salud física y mental. Por ello no hay que criticar a los que optan por cualquiera de los dos tipos de cirugía plástica. Para muchas personas estos problemas provocan complejos que afectan la relación con las personas que nos rodean.

La cirugía plástica reconstructiva ayuda a recuperar el autoestima. Y por ende mejora la vida laboral y personal de la persona que la requiere. Es el paso definitivo para que se acepte a sí mismo, a cambio tendrá una vida más saludable y feliz.

Por su parte, la estética cambia la percepción que tienen de sus cuerpos modificando también la toma de decisiones y la satisfacción personal. También es beneficiosa para aumentar la confianza, la comunicación y la percepción psicológica que tengamos de nuestra imagen. Se sienten más atractivas.

Las diferencias entre la cirugía reconstructiva y estética es poca en cuanto a la recuperación tras estos procedimientos. Generalmente requieren poco reposo, por tanto, el paciente podrá volver a sus labores habituales rápido y disfrutar de su nuevo aspecto favoreciendo su calidad de vida.

Recomendaciones antes de realizarse una cirugía plástica

Toda cirugía conlleva riesgos como complicaciones con la anestesia, cicatrices, hematomas, dolores, problemas en los nervios, trombosis venosa, infección, hemorragia, etc. No todos los pacientes reaccionan igual, pero es importante que sepan a qué se pueden enfrentar.

Se tiene que cumplir con el protocolo antes de las cirugías y hacer estudios preoperatorios en cirugías estéticas y reconstructivas. Es vital verificar el estado de salud del paciente y evitar posibles contratiempos antes de proceder a cualquier cirugía.

En el caso de la cirugía estética podrían producirse consecuencias como la insatisfacción por el resultado y adicción a este tipo de intervenciones. Por ello los médicos deben evaluar al paciente para determinar si está apto psicológicamente para el procedimiento.

El cirujano plástico es el que tiene las herramientas para saber si lo que pretende la persona es aplicable a la realidad. Es decir, hará una valoración objetiva.

Dependerá del estado de salud físico y mental del solicitante que se haga la cirugía. Los especialistas tienen que estar atentos a los pacientes que padecen trastorno dismórfico corporal. Se trata de un desorden mental que lo hace tener una imagen distorsionada de su cuerpo. Estos casos hay que atenderlos con un equipo multidisciplinario.

Es necesario además que el paciente tenga a su disposición toda la información sobre las condiciones y limitaciones de su caso. Asimismo, cuáles son las perspectivas del resultado y la recuperación.

Conocer las diferencias entre cirugía reconstructiva y estética es fundamental para decidir cuál procedimiento es conveniente para ti. Sopesa los riesgos y los beneficios antes de entrar al quirófano y cambiar tu apariencia. Si tienes más dudas ponte en contacto con nosotros para aclararlas.

Posted in Noticias by Redacción Dr. Miguel Fernández Calderón