Beneficios psicológicos de la cirugía plástica

20/09/2017
beneficios-psicológicos-cirugía-plástica
Beneficios psicológicos de la cirugía plástica
Valora este post

¿Conoces los beneficios psicológicos de la cirugía? Estas intervenciones quirúrgicas tienen una gran influencia en la estima propia del paciente. En www.miguelfernandezcalderon.com, clínica de cirugía estética en Albacete, te explicamos las ventajas emocionales que le puedes sacar a las intervenciones estéticas, cuándo hacerlo y hasta qué punto se considerará aceptable para elevar la autoestima.

Beneficios psicológicos de la cirugía plástica

La cirugía plástica muchas veces no es una mera intervención quirúrgica que responde a cánones estéticos. Detrás de estas operaciones hay una razón aún más importante: elevar la autoestima.

La cirugía plástica puede ayudar a los pacientes a mejorar su calidad de vida y sentirse mejor consigo mismo. Se quieren más, se aceptan y les gusta más su nueva apariencia.

Modificar el aspecto físico repercute en el ámbito emocional y psicológico de las personas. Una buena cirugía plástica puede ser la “terapia” para que el paciente se libere de sus complejos. A tal punto que se atreven a realizar cambios de hábitos para lograr un estilo de vida más pleno.

Incluso, puede influir en la personalidad al sentirse más seguro para establecer nuevas relaciones, conocer personas, ir a ciertos lugares, etc.

No hay nada de malo en querer ser más atractivo. Sin embargo, hay que tener cuidado de cuáles son las motivaciones que te llevan a tomar esa decisión de modificar alguna parte de tu cuerpo.

Antes de someterte a una cirugía estética es importante que te pongas en manos de un médico especialista certificado, con quien tomes la mejor decisión. Y, de ser necesario, acudas a un psicólogo para que te oriente. Esta última cita articulada con la del cirujano plástico.

Responde las siguientes interrogantes con sinceridad: ¿Qué me motiva a operarme? ¿Qué parte de mi cuerpo quiero cambiar y por qué? ¿Cuál es el resultado que espero luego de la operación? Sé sincero contigo mismo y cuéntale a tu médico acerca de las respuestas que te has dado ante estas preguntas.

Finalmente, pregúntate, ¿mi cirujano está de acuerdo con mis razones? ¿está de acuerdo con la intensidad del cambio que me quiero hacer? Si son positivas las respuestas a estos cuestionamientos, entonces, sigue adelante con tu plan de operarte.

Con respaldo científico

La Universidad de Florida llevó a cabo un estudio con el que demostró que la actitud de las personas que fueron intervenidas estéticamente mejoró en comparación a cómo se sentían antes de la operación.

Este estudio de campo fue aplicado en mujeres que se hicieron mastoplastía (aumento o reducción de senos). Y, según quienes analizaron los resultados de la investigación, las mujeres que se hicieron este tipo de operación plástica revelaron una actitud más entusiasta consigo mismas durante el post operatorio y su recuperación definitiva.

De acuerdo con la escala de Rosenberg y los datos expuestos por los encargados de ese estudio, las mujeres sometidas a esta investigación elevaron su autoestima entre 20.7 y 24.9 puntos por encima de 30. La edad de las mujeres era bastante variada, entre 21 y 57 años de edad. También revelaron que su nivel de satisfacción sexual se elevó un 60 % con relación a su intimidad sexual antes de la operación.

Cuando el adolescente quiere mejorar su apariencia

En la actualidad son cada vez más los adolescentes que se quieren someter a una cirugía plástica. Pero, dado que su personalidad aún no está definida del todo es primordial que recurran a verdaderos profesionales. Además, la función de los padres es muy importante ya que mantener una buena comunicación con sus hijos ayudará a determinar la necesidad del cambio físico que quiere hacerse el adolescente.

En caso de que se cuestionen las razones por las que el joven quiere hacerse un cambio físico, lo mejor será esperar a que cumpla la mayoría de edad. Una cirugía plástica requiere de compromiso, responsabilidad y madurez para asumir los cambios y el postoperatorio.

Pese a la inestabilidad emocional propia de la adolescencia, especialistas sostienen que durante esta etapa es cuando mejor se aprecia el cambio de actitud luego de la operación.

Una persona que se somete a una operación estética será capaz de:

  • Moverse con seguridad y aplomo.
  • Sentirse más confiado en tomar de decisiones a las que antes temía.
  • Tener confianza en sí mismo.
  • Mirar con optimismo a la vida.
  • Disfrutar más su sexualidad.
  • Ampliar su círculo de amistades.
  • Proyectarse en el futuro trabajando en la estabilidad integral de su calidad de vida.

Sin embargo, hay que señalar que es necesario distinguir cuándo se trata de una leve disminución de la estima o un trastorno severo psicológico. En el primer caso, con la mejora de la apariencia física la percepción de sí mismo mejorará.

De tratarse de una condición más delicada, el cirujano debe remitir al paciente con el psicólogo. Es parte del protocolo previo a la operación y, según el diagnóstico mental, el cirujano decidirá si negarse o proceder con la cirugía.

¿Sabes qué es el Trastorno Dismorfia Corporal?

cirugia plastica
El especialista debe estar atento a las razones por las cuales el paciente ha acudido a consulta. Uno de las perturbaciones mentales severas es el Trastorno Dismórfico Corporal (TDC). Este provoca que la persona se obsesione con una apariencia física perfecta, a tal punto que pone en riesgo su vida.

Quien sufre TDC nunca estará conforme con su aspecto físico. Siempre encontrará un “defecto” que querrá mejorar a como dé lugar.

Generalmente el TDC aparece durante la adolescencia. Por esta razón es importante que tanto padres como médicos sepan los verdaderos motivos por los cuales el chico quiere hacerse una cirugía estética. En realidad, ¿es necesario el cambio que se quiere hacer, simple capricho o estamos ante un caso de dismorfia?

Los responsables del estudio realizado por la Universidad de Florida señalaron que los médicos en cirugía plástica tienen la responsabilidad de determinar si es necesario hacer la intervención estética. Si esta mejorará la apreciación propia de la persona, o si se padece de TDC.

El Trastorno Dismórfico Corporal provoca que la persona esté descontenta con su imagen, al tener una percepción alterada de su físico. Esto puede generar que la persona desarrolle depresión, ansiedad y distanciamiento.

Conoce los tipos de cirugía más comunes

Existen varios tipos de cirugía estética, pero hay tres que son muy demandadas: la de los senos, el abdomen y la cara.

La mastoplastia

La mastoplastia es la cirugía de pechos, bien sea para aumentar, disminuir o levantar el área de los pectorales. Tanto mujeres como hombres se someten a este tipo de operación, la cual ocupa el primer lugar en solicitudes por los pacientes.

Bien porque los senos no son proporcionales al cuerpo, por cuestión de salud (el peso de las mamas está afectando la espalda) o porque se han caído producto de la lactancia y otros cambios.

  • Aumento de senos
  • Se realiza cuando la paciente quiere aumentar la talla de su sujetador. Para ello se agranda el volumen de las mamas con prótesis de silicona o con grasa corporal de la misma persona.

  • Reducción de mamas
  • Este procedimiento se hace reduciendo grasa, tejidos y piel del pecho de la mujer.

  • Levantamiento de pechos
  • En este tipo de cirugía de senos lo que se hace es eliminar el exceso de piel causante del seno caído. Este se cae por cambio de peso corporal, genética, por amamantar, entre otras razones.

Cirugía de abdomen

La cirugía abdominal, conocida como dermolipectomía o abdominoplastia, consiste en reconstruir toda el área abdominal a través de una intervención quirúrgica. De esta manera se elimina la piel sobrante, la grasa, las estrías y se moldean las caderas.

Entre este tipo de cirugía encontramos la liposucción. Esta es una técnica donde se extrae la grasa localizada de las piernas, glúteos, abdomen u otras zonas que requieran de esta operación. Dentro de la cirugía abdominal tenemos cuatro tipos de liposucciones.

  • Lipoescultura y liposucción
  • Extracción y reorganización de la grasa local a través de cánulas.

  • Liposucción ultrasónica
  • Las cánulas poseen energía ultrasónica que rompe el tejido adiposo licuándolo, para luego ser extraído.

  • Liposucción Láser
  • Con este método se quema la grasa y, una vez disuelta, se extrae.

  • Power Liposucción
  • Se extrae en menor tiempo la grasa con las cánulas usando un equipo hidráulico.

Cirugía de la cara

El rostro se puede someter a varios tipos de cirugía de rostro: la rinoplastia, mentoplastia, blefaroplastia y la otoplastia. La cara tal vez es el punto focal que más preocupa a las personas.

Su perfil, el tamaño de su nariz, la apariencia de sus ojos, sus labios, la caída del mentón. Son algunas de las partes del rostro que más aquejan a las personas por ser este la carta de presentación de cada individuo.

La otoplastia, por su parte, es mayormente hecha en infantes mayores de 6 años de edad con el pleno consentimiento de sus padres. Con esta operación el especialista reducirá el tamaño de las orejas del pequeño.

Ahora que conoces los beneficios psicológicos de la cirugía plástica, ¿quieres someterte a un procedimiento estético? Puedes pedir cita con el Dr. Miguel Fernández Calderón quien te atenderá y orientará hacia la mejor decisión para ti.

Beneficios psicológicos de la cirugía plástica #infografía

Fuente Infografía

Posted in Noticias by Redacción Dr. Miguel Fernández Calderón | Tags:

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aqui

ACEPTAR
Aviso de cookies