¿Qué es un neuromodulador y para qué sirve?

El bótox es una sustancia inyectable que se ha vuelto muy popular en el campo de la medicina estética.  Lo que muchos desconocen es que este tipo de producto químico es realmente un tipo de neuromodulador, y no es el único. Para aclarar estos conceptos a continuación veremos qué es un neuromodulador y para qué sirve. Además, conocerás que su uso no se limita sólo al área cosmética.

¿Qué es un neuromodulador?

Un neuromodulador es un tipo de sustancia química que ejerce un efecto sobre el sistema nervioso que regula la actividad de las neuronas. Los neuromoduladores no tienen un efecto directo para inhibir o activar las neuronas, lo que hacen es modificar la forma como las neuronas responden ante los neurotransmisores.

En el campo de la medicina estética, los neuromoduladores son sustancias inyectables, como la toxina botulínica, con su marca más conocida, el bótox, que bloquean de forma temporal la información entre los músculos y los nervios. Esto ayuda a rejuvenecer la piel, eliminar las líneas de expresión y reducir las arrugas, incluso prevenir la formación de nuevas arrugas.

Características

  1. Son de acción duradera y difusa, ejerciendo un efecto sobre diversas neuronas y redes neuronales al mismo tiempo.
  2. Modulan la actividad de las neuronas, es decir, que no realizan una transmisión de señales de una neurona a otra, sino que modulan la actividad de ellas.
  3. Ejercen un efecto variado sobre el sistema nervioso central y periférico.
  4. Son liberados tanto por las neuronas como por las células no neuronales.

Tipos de neuromoduladores

Las toxinas botulínicas de mayor aplicación en el área estética son el Bótox, Dysport, Jeuveau y Xeomin.  

  • El Bótox está compuesto por toxina botulínia tipo A, específicamente la Onabotulinumtoxina. Paraliza los músculos y ayuda a reducir las arrugas y a evitar la aparición de nuevas. En los tratamientos con bótox, las zonas donde es más utilizado es alrededor de los ojos y en el entrecejo.
  • Las abobotulinumtoxina A o Dysport Actúan relajando el músculo de manera temporal, logrando un efecto que suaviza la piel. Se aplica mayormente en la frente, entre las cejas y las patas de gallo.
  • En cuanto al Jeuveau. Es una toxina bolutílina purificada, cuyo objetivo es relajar las llamadas arrugas dinámicas.
  • El Xeomin es un tipo neuromodulador recomendado para quienes han tenido reacciones adversas al uso de otros neuromoduladores, puesto que no contiene aditivos ni conservantes.
LEER  Ideas erróneas sobre la liposucción

Diferencia entre neuromoduladores y neurotransmisores

Un neurotransmisor es un tipo de sustancia química que transmite información de una neurona a otra, en un proceso llamado sinapsis. Mientras que los neuromoduladores son también sustancias químicas, pero tienen una acción sobre la actividad de las neuronas.  

Los neurotransmisores actúan de forma rápida y precisa, mientras que los efectos de los neuromoduladores suelen ser más duraderos y difusos.

¿Cómo funcionan los neuromoduladores?

Los neuromoduladores se inyectan en el cuerpo, específicamente en las áreas donde los nervios se comunican con los músculos. Cuando se trata del rostro, los neuromoduladores se encargan de bloquear, de forma provisional, la liberación del neurotransmisor acetilcolina, encargado de la contracción muscular.

Una vez que los músculos faciales reciben la acción del neuromodulador empiezan a relajarse y este efecto mejora la apariencia de líneas finas y arrugas dinámicas, causadas por movimientos recurrentes del músculo. Al detener la contracción de los músculos, y gracias a que se suavizan las arrugas y líneas de expresión, el resultado es una piel más firme y un rostro rejuvenecido.

neurmodulador

Efectos fisiológicos en el sistema nervioso

Los neuromoduladores tienen un impacto importante en la función del cerebro y en el comportamiento. Ya que, ejercen un efecto sobre el sistema nervioso aumentando o disminuyendo la liberación de neurotransmisores de las presinapsis.

También pueden provocar que las neuronas sean susceptibles a la acción de los neurotransmisores, en mayor o menor grado, alterando su respuesta a la entrada sináptica. De igual forma, pueden provocar cambios en la excitabilidad de las neuronas y alterar la actividad neuronal a largo plazo.

Aplicaciones de los neuromoduladores

Los neuromoduladores tienen aplicaciones tanto estéticas como neuronales.

Uso en la medicina estética

Uno de los usos más comunes para los neuromoduladores, es la eliminación de arrugas faciales. Debido a los efectos que tienen sobre los músculos de la cara, al inhibir la contracción de estos, es posible reducir la apariencia marcada de las arrugas y líneas de expresión. 

LEER  Preguntas frecuentes sobre de la otoplastia

Los neuromoduladores se utilizan principalmente en zonas como la frente, el entrecejo, el área alrededor de los ojos, las líneas de marioneta y para elevar las cejas caídas.

De igual forma, el inhibir la contracción muscular, los neuromoduladores, son utilizados para el tratamiento de la hiperactividad muscular, ayudando a pacientes con secuelas de accidentes cerebrovasculares, o con esclerosis múltiple y parálisis cerebral a disminuir la rigidez y el espasmo muscular, con lo que logran mejorar la movilidad y reducir el dolor.

Tratamiento del dolor crónico

Muchos estudios han demostrado que los neuromoduladores, como la serotonina y la dopamina, son efectivos en el tratamiento de dolencias crónicas, puesto que tienen un efecto directo sobre los sistemas de analgesia del cerebro y también de la médula espinal. 

Los neuromoduladores pueden aliviar el dolor neuropático, los dolores causados por condiciones o lesiones en los huesos, músculos y articulaciones, así como las dolencias que presentan pacientes con cáncer o tumores.

¿Qué es un neuromodulador y para qué sirve?

Procedimiento de neuromodulación

La neuromodulación es un campo de la medicina en la que se produce un cambio controlado en la actividad del sistema nervioso a través de estímulos, que pueden ser eléctricos o químicos, y cuya función es la modulación de la actividad de las neuronas.

Preparación para la neuromodulación

Para iniciar un tratamiento con neuromoduladores, lo primero que se requiere es una evaluación y posicionamiento del paciente. En una consulta con el especialista se podrá confirmar si el uso de este tipo de sustancias es adecuado para la condición del paciente.

El cirujano evaluará el rostro y determinará si la neuromodulación es adecuada para ti.

Antes del procedimiento se te pedirá que evites ciertos medicamentos, como anticoagulantes y aspirina. También, como con cualquier procedimiento de cirugía, se recomienda evitar beber alcohol y fumar en los días previos al tratamiento.

Ejecución de la técnica

El procedimiento de la inyección de neuromoduladores es rápido y relativamente indoloro. El cirujano usará una aguja fina para inyectar la toxina botulínica en los músculos faciales que se seleccionaron.

LEER  Vías para el aumento de mamas: areolar, axilar y submamaria

Durante la inyección la mayoría solo siente una leve molestia o picazón.

Recuperación

Después del procedimiento podrás volver a tus actividades normales inmediatamente. Aunque podrías tener ciertos efectos secundarios, muy leves, como enrojecimiento, hinchazón o hematomas en los puntos donde realizaron la inyección.

Estos efectos secundarios desaparecen en pocos días.

Beneficios y riesgos de la neuromodulador

Beneficios estéticos

Entre los beneficios estéticos de la neuromodulación podemos mencionar:

  • Disminuye la apariencia de arrugas y líneas de expresión.
  • Previene la formación de nuevas arrugas.
  • Suaviza las líneas finas.
  • Mejora el tono y la textura de la piel.
  • Puede ayudar a elevar las cejas y abrir los ojos.
  • Su aplicación es rápida y relativamente indolora.
  • No necesitarás tiempo de reposo, puedes volver a tus actividades inmediatamente.
  • Los resultados son duraderos, unos 3 a 6 meses. Después tendrías que repetir el tratamiento.

Beneficios terapéuticos

Entre las principales ventajas para pacientes con diferentes condiciones, es que ofrece alivio rápido del dolor, como dolores neuropáticos, de espalda, en las articulaciones y también dolores crónicos y enfermedades graves como el cáncer. Además, ayuda a personas con problemas de movilidad como quienes sufren de enfermedades como el Parkinson o la distonía.

Los efectos de la neuromodulación, permiten una reducción del uso de analgésicos para tratar enfermedades que provocan fuertes dolores. Esto resulta beneficioso para los pacientes, pues reduce los efectos secundarios o adversos provocados por el consumo continuo de ciertos medicamentos.

Posibles efectos secundarios

A pesar de las ventajas mencionadas, también es necesario contemplar los riesgos y complicaciones de la neuromodulación, teniendo en cuenta que los efectos adversos pueden depender del tipo de neuromodulador aplicado y de la condición particular de cada paciente.

Algunos de los efectos secundarios posibles encontramos:

  • Dolor, hinchazón o hematomas en los sitios de inyección.
  • Dolor de cabeza
  • Hemorragias
  • Daños a los nervios, que pueden provocar entumecimiento, debilidad muscular y malestar.
  • Reacciones alérgicas.
  • Sequedad en los ojos.
  • En pacientes que requieran el uso de anestesia, es posible que presenten problemas relacionados con su aplicación, como náuseas, vómitos o alguna reacción alérgica a la anestesia.

Conclusiones

Como has podido ver los neuromoduladores, además de ser utilizados para tratamientos estéticos en los que se puede lograr un rostro rejuvenecido; también tienen otros usos, como es el caso del tratamiento para dolores crónicos que resulta muy efectivo y que mejora la calidad de vida de los pacientes.

Cualquiera que sea el resultado que busques con el uso de este tipo de sustancias químicas o procedimientos, es importante ponerte en mano de un profesional capacitado y calificado, que te garantice un tratamiento efectivo y los mejores resultados. Contáctanos si quieres saber más sobre qué es un neuromodulador y si eres un buen candidato.

Dr. Miguel Fernández Calderón – Cirujano plástico

Dr. Miguel Fernández Calderón – Cirujano plástico

Licenciado en Medicina por la universidad de Castilla-La Mancha, con formación de Cirugía Plástica, Estética y Reconstructiva en el Hospital Universitario La Paz. Miembro de la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (S.E.C.P.R.E)

Pide hoy tu primera cita y esta, será gratuita.

Consigue tu primera cita gratuita. Donde te haremos un tratamiento a medida de tus necesidades, con la finalidad de esculpir un cuerpo naturalmente perfecto.

Descubre otros de mis artículos blog

¿Cuál es el precio de una abdominoplastia en Madrid?

Tipos de nariz y sus soluciones en cirugía estética

Mastopexia sin Implantes: Lo que Necesitas Saber para Recuperar la Firmeza de tus Senos

¿Qué es un neuromodulador y para qué sirve?

Cómo saber si tengo ginecomastia

Qué hacer durante la recuperación de una liposucción

¡Pregúntanos lo que quieras!