Qué es el dedo en gatillo y cómo solucionarlo

15/06/2018
Qué es el dedo en gatillo y cómo solucionarlo
Qué es el dedo en gatillo y cómo solucionarlo
Valora este post

Existen varias afecciones que pueden imposibilitar el movimiento normal de tu mano. En esta oportunidad, en la web de clínica de cirugía estética en Albacete te instruimos sobre qué es el dedo en gatillo y cómo solucionarlo. De esta manera tendrás más información sobre esta patología.

Qué es el dedo en gatillo y cómo solucionarlo

El dedo en gatillo o tenosinovitis estenosante es una afección de la mano que consiste en la inflamación del tendón de un dedo durante un movimiento. De este modo, la prolongación queda atascada en una posición flexionada y luego se va extendiendo hacia adelante. Esta condición es muy incómoda para la persona perjudicada.

Causas del dedo en gatillo

Por lo general, las causas de esta afección son desconocidas pero existe una tendencia de incidencias. Además, hay ciertos escenarios que pueden posibilitar el desarrollo del dedo en gatillo. Dependiendo de la gravedad del caso, se puede recomendar cirugía de la mano o tratamientos no quirúrgicos.

  • Esta afección es más consecuente en personas entre 40 y 60 años.
  • Las mujeres son las más afectadas.
  • Es normal que ocurra si se realiza un trabajo que ponga en tensión la mano.
  • El dedo en gatillo es más frecuente en personas que sufren enfermedades como artritis reumatóloga, diabetes y gota.
  • Los dedos medio y anular son los más afectados. De igual manera, el pulgar es el menos incidente.

Síntomas del dedo en gatillo

La condición del dedo en gatillo tiene varios síntomas molestos para el afectado. Es por esto que se recomienda solucionar el problema cuanto antes, ya que con los días las incomodidades podrían acentuarse. Sin contar que habrá ciertas actividades que no se podrán realizar con la mano.

Los síntomas de esta afección, por lo general, se presentan sin lesiones o incidentes. Sin embargo, como mencionamos antes, pueden producirse luego del uso prolongado de la mano.

  • Aparición de un nudo o bulto en la palma de la mano. Esta masa o engrosamiento resulta sensible al dolor.
  • Inflamación de la extremidad. Se produce hinchazón en uno o varios dedos y en la mano afectada.
  • Sensibilidad al mover la mano. Si sufres esta condición, es normal sentir dolor al flexionar y extender la mano o los dedos de esta.
  • Presión en las articulaciones. El gatillo produce una sensación de dolor en las articulaciones de los dedos, al igual que la impresión de tenerlo atrapado o paralizado. Además, puede sentirse un tirón.

Anatomía de un dedo normal y uno engatillado

La rigidez empeora durante los periodos de inactividad, como el descanso o mientras se duerme. En la mañana, se pueden aflojar los dedos haciendo movimientos suaves hasta que recuperen su dinamismo. Por otra parte, en los casos más complejos, puede ocurrir la rotura del tendón.

Si el tendón se corta y queda desprendido es normal sentir como si la articulación del dedo se hubiese dislocado. De igual manera, hay procesos más complicados en los que no es posible estirar el dedo, ni siquiera con asistencia profesional. En estos, es necesario practicar una intervención quirúrgica.

Diagnóstico del dedo en gatillo

El especialista puede diagnosticar la condición de dedo en gatillo sin necesidad de utilizar rayos X u otra evaluación con imagenología. Con practicar un examen físico y revisar el historial médico, puede determinar el problema.

Tratamientos para la condición del dedo en gatillo

Existen varios métodos que se pueden emplear para tratar el dedo en gatillo si este no vuelve a su posición natural solo. Hay procedimientos no quirúrgicos y otros que requieren cirugía. Como dijimos antes, el médico indicará cual es la técnica adecuada para cada caso en particular, según la gravedad del asunto y qué tan comprometidas estén las articulaciones.

Reposo

Para los síntomas más leves del dedo engatillado, es suficiente con el descanso de la mano para solventar el problema. Para beneficiar la recuperación, es necesario mantener el o los dedos en una posición estable y neutral que permita que las articulaciones reposen. Para lograrlo, lo común es que el médico recomiende el uso de una férula.

Medicamentos antiinflamatorios

Para mejorar los síntomas y disminuir el dolor de la zona afectada, puedes utilizar medicamentos de venta libre como los antiinflamatorios sin esteroides (NSAID). El acetaminofén sirve para aliviar el malestar generado por el dedo engatillado. Por otra parte, el médico puede optar por utilizar inyecciones de esteroides.

Este tipo de medicamentos modifican o simulan los efectos hormonales, lo que permite desinflamar el área requerida. La inyección esteroidea es un antiinflamatorio muy fuerte que se aplica en el tendón que ha causado el problema. Cabe destacar que sus efectos pueden ser temporales, por lo que se hace necesaria la administración de otra dosis.

Este último tratamiento es menos efectivo en pacientes que han padecido del dedo engatillado por un largo tiempo. Si las manifestaciones de la condición no mejoran con varias dosis de esteroides, lo más conveniente es considerar la cirugía para resolver el problema. El especialista tratante debe indicar los pasos a seguir para realizar la intervención.

Tratamiento fisioterapéutico

La terapia física es otra opción para solucionar la condición de dedo engatillado. Existen varios métodos a los que pueden ser sometidos tus dedos y mano para mejorar o resolver por completo este problema. Puedes acompañar estos procedimientos con el uso de una férula para conseguir resultados positivos en menor tiempo.

  1. Masajes. Pueden aliviar la rigidez de los dedos afectados, de manera que recupere su movilidad o vuelva a su postura.
  2. Terapia antiinflamatoria y analgésica. La crioterapia, baños de contraste, ultrasonido o la utilización de láser son algunos de los métodos que se pueden emplear para reducir los síntomas del dedo engatillado.
  3. Movilizaciones pasivas y activas. Otra forma de mejorar o resolver este problema es con las movilizaciones pasivas y posteriormente, las activas. Se realiza en toda la extremidad para beneficiar todas las articulaciones implicadas.
  4. Electroterapia. Sirve para mejorar la resistencia durante los ejercicios terapéuticos. Además, ayuda a ganar fuerza en la zona afectada.

De igual manera, de someterse a una cirugía, la fisioterapia ayuda a recuperarse de un modo más eficiente. Por lo tanto, no la descartes. Aunque requiere trabajo y paciencia, es de provecho para tu organismo en general, no solo para la zona afectada.

La fisioterapia ayuda a mejorar los síntomas de dedo en gatillo

Tratamiento quirúrgico del dedo engatillado

Esta condición no es peligrosa, por lo que el tratamiento quirúrgico no es la primera opción. Por lo general, el médico la sugiere si los métodos antes mencionados no han funcionado para la recuperación. También es recomendada si el dedo queda trabado en posición de flexión, ya que la operación evita la rigidez permanente de los dedos.

Este procedimiento es uno de los tipos de cirugía de la mano. Consiste en expandir el túnel por el que pasa el tendón al mover los dedos, con el fin liberarlo. En la mayoría de los casos, no se requiere el ingreso médico. Por el contrario, es un procedimiento de tipo ambulatorio y solo amerita anestesia local.

La cirugía inicia con una pequeña incisión en la palma de la mano, también se puede utilizar una aguja para realizar la ampliación del túnel. La polea del tendón se corta con el objetivo de liberarlo. No debes preocuparte, ya que el ligamento se regenera, esta vez más fino, lo que beneficiará el paso del tendón por el túnel.

Por último, el médico procede a suturar la piel y se venda la zona tratada. La intervención dura aproximadamente 45 minutos. Como explicamos, la operación no es compleja pero los cuidados posteriores son delicados. Se debe cumplir por completo el reposo indicado por el médico tratante.

Postoperatorio

La mayoría de los pacientes son capaces de mover sus dedos al salir de la cirugía. Hay síntomas normales como un leve dolor en la zona tratada e hinchazón. Para mejorar este malestar, se sugiere mantener la extremidad elevada por encima del corazón. Esta técnica ayuda a disminuir las sensaciones poco favorables.

Aunque puedes volver a casa tras la operación, pueden pasar varias semanas hasta conseguir los resultados óptimos. Los puntos de la incisión los debe retirar el médico 15 días después de realizar la intervención.

Complicaciones

En caso de tener alguna complicación luego de practicarte una cirugía para solucionar el problema de dedo en gatillo, debes recurrir al especialista. A continuación te indicamos las posibles dificultades que pudieses presentar luego de la intervención.

  • Extensión limitada. Puede haber una extensión incompleta o limitada debido a la rigidez persistente de la polea del tendón, más allá de la parte liberada durante la intervención.
  • Gatillo persistente. Esta es una consecuencia de la complicación anterior. Si hay una liberación incompleta de la primera parte de la polea del tendón, es posible que el dedo se mantenga en posición flexionada.
  • Ruptura de la polea. En caso contrario, si hay una liberación excesiva de esta.
  • Infección. Las infecciones son un riesgo en todas las operaciones, por eso es tan importante consumir la medicación recetada por el médico y seguir sus indicaciones generales.

¿Ya conoces qué es el dedo en gatillo y cómo solucionarlo? Si presentas esta afección y necesitas ayuda, puedes pedir una cita con nuestro especialista. El médico te indicarán los pasos que debes seguir para corregir esta condición.

Posted in Noticias by Marelys Torres | Tags:

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aqui

ACEPTAR
Aviso de cookies