8 recomendaciones para cuidarte después de un aumento de senos

06/08/2019
recomendaciones para cuidarte despues de un aumento de senos

La mamoplastia de aumento es una de las intervenciones quirúrgicas más demandadas en la actualidad. A pesar de ser una intervención segura, requiere de cuidados especiales luego del procedimiento. Estas 8 recomendaciones para cuidarte después de un aumento de senos propuestas por los expertos de https://www.miguelfernandezcalderon.com/  te aseguran un buen proceso de recuperación y mejores resultados.

¿Por qué una mamoplastia de aumento?

El aumento de senos también llamado mamoplastia de aumento se puede aplicar en diferentes situaciones.

Una de ellas es para efectuar una reconstrucción de mamas después de una mastectomía. Con esta se pueden corregir defectos congénitos del seno y de la pared torácica.

Su aplicación más común es en la estética. Y se usa para aumentar el tamaño y mejorar la forma de los senos saludables.

Este procedimiento se realiza utilizando implantes mamarios que pueden ser de diversos tipos dependiendo de los requerimientos del paciente y las recomendaciones del especialista. Los más utilizados son los rellenos de solución salina y los de silicona en gel.

Aunque en ocasiones también utilizan técnicas de aumento de pecho con grasa para mejorar su textura.

Complicaciones que se pueden presentar

A pesar de que son poco frecuentes existen algunas complicaciones que se pueden presentar después de una cirugía de senos:

  • Contractura capsular.
  • Desplazamiento de las prótesis.
  • Cicatrización poco estética.
  • Desarrollo de pliegues u ondulaciones.
  • Hematomas y seromas.

8 recomendaciones para cuidarte después de un aumento de senos

8 recomendaciones para cuidarte después de un aumento de senos

El postoperatorio y los cuidados que decida realizar después de una operación de aumento de senos influyen notablemente en el resultado. Por lo que es recomendable seguir estos consejos para obtener los mejores.

1. Guarda reposo

Es necesario y muy importante que dejes a tu cuerpo recuperarse de la intervención. A pesar de ser controlada, representa un gran cambio para tu organismo y genera estrés en los tejidos.

No se trata de no hacer ningún tipo de movimiento, sino de evitar forzar la zona intervenida. Intenta mover tus brazos de forma suave, que la extensión de estos no sea forzada y evita levantar peso.

Esto permitirá que el proceso de cicatrización se realice de manera eficiente, evitas que se acumule líquido y la rotación de los implantes. Además, te ayudará a disminuir la inflamación y recuperarte rápidamente.

2. La compresión es necesaria

Después de cualquier tipo de mamoplastia de aumento es indispensable que utilices el sujetador adecuado y en ocasiones una banda mamaria. Estos elementos permiten que los senos no se muevan de forma indeseada.

De esta forma los implantes estarán fijos en la posición correspondiente, mientras el proceso de cicatrización se lleva a cabo.

No usar el sujetador apropiado o dejar de usarlo previo al tiempo indicado por el especialista puede afectar significativamente los resultados.

3. No te olvides de la hidratación

Después de la cirugía mamaria de aumento la piel de la zona de la mama se encuentra estirada, no solo por los implantes, sino también por la inflamación del área.

Esto en conjunto con el constante uso del sujetador puede producir resequedad que en ocasiones puede causar molestias como picor o incluso irritación.

Mantener la piel hidratada disminuirá la aparición de esos síntomas y evitará la aparición de estrías. Para esto debes tomar agua y aplicar cremas humectantes periódicamente en la zona.

4. Tratamiento y cuidado de la cicatriz

La forma y calidad de la cicatriz depende de múltiples factores, entre ellos la técnica de sutura, la tensión de esta y el tipo de tejido que posea cada paciente. Pero también podemos tomar ciertas precauciones y usar tratamientos para mejorar su evolución y aspecto.

En el primer período luego de la intervención es importante limpiar la herida con antisépticos, además debes prevenir la deshidratación de la zona utilizando esparadrapos de papel para evitar parcialmente la hipertrofia.

Pasado un tiempo ya podrás utilizar parches o geles especiales que te ayudarán a mantener la cicatriz plana y elástica.

También es muy importante que cuides la zona de la incidencia directa de los rayos solares. Estos pueden pigmentar las cicatrices haciendo que se tornen más oscuras y visibles. Por lo que te recomendamos que las primeras 4 semanas mantengas la zona del pecho lo más alejada del sol que puedas.

Luego de este tiempo asegúrate de aplicar protección solar factor 50 en el área de la cicatriz si planeas estar en bikini.  Esta es parte importante de las 8 recomendaciones para cuidarte después de un aumento de senos.

5. Duerme con el tronco inclinado

La forma de dormir los primeros días después de la operación es bastante específica para disminuir la inflamación. Es recomendable que duermas ligeramente inclinada. Para esto puedes colocar unas almohadas o cojines bajo el colchón, en la parte de la cabecera.

Los primeros meses debes evitar dormir boca abajo o de lado. Lo ideal es hacerlo boca arriba aunque al principio te resulte incómodo.

6. Realiza fisioterapia

Realizar tratamientos fisioterapéuticos postoperatorios con drenaje linfático manual te ayudarán significativamente en la recuperación. Estos procesos alivian las molestias y la inflamación.

Aunque antes de realizarlos debes consultar con tu cirujano. Una vez que este te de el visto bueno puedes comenzarlos.

7. Mantén un estilo de vida saludable

Aunque se lea bastante obvio, es necesario que lo recuerdes. Debes llevar un estilo de vida saludable incluso antes de decidir realizarte el aumento se mamas.

Evita el alcohol y el tabaco, para que tu sangre posea mayores niveles de oxígeno. Esto te ayuda cicatrizar de forma mucho más rápida. También es importante que comas de forma balanceada y tomes las cantidades de agua adecuadas

8. Visita a tu cirujano para revisiones y seguimiento

Las revisiones de control son necesarias para evaluar el comportamiento del cuerpo durante el proceso de recuperación.

Una vez que este haya culminado cada año debes realizar una visita al cirujano para que determine el estado de los implantes. Y te diga si se encuentran bien. Ya que con el tiempo estos pueden romperse o formar ceromas.

En caso de que notes alguna anomalía durante el proceso de curación o luego de este debes llamar rápidamente a tu médico.

Estas 8 recomendaciones para cuidarte después de un aumento de senos te ayudarán a obtener los mejores resultados y mantenerlos por más tiempo. Si deseas pedir cita ahora, solo debes contactarnos. Contamos con los mejores especialistas.

Posted in Noticias by Redacción Dr. Miguel Fernández Calderón | Tags: