¿Cuál es la diferencia entre liposucción y lipoescultura?

En esta oportunidad aclararemos cuál es la diferencia entre liposucción y lipoescultura. Ambos términos suelen confundirse y hay quienes los usan de forma indistinta, pero es necesario saber qué no son lo mismo. Se trata de dos tratamientos diferentes que, aunque utilizan técnicas similares, cada uno tiene un propósito definido.

Confusiones comunes entre los términos

Si te interesan las cirugías de contorno corporal, seguro has escuchado acerca de la liposucción y la lipoescultura. Pero ¿sabías que son dos cirugías diferentes? Estos términos suelen generar confusiones, por lo que es necesario aclarar de qué se trata cada uno de ellos.

Ambos procedimientos parten de la extracción de grasa excedente en ciertas partes del cuerpo. Sin embargo, la liposucción se hace para reducir el volumen y la grasa se desecha; mientras que en la lipoescultura se reutilizan las células grasas para moldear otras áreas.

La confusión, por lo general, se basa en que ambos procedimientos utilizan cánulas para extraer la grasa. De modo que hay pacientes que llegan al consultorio pidiendo una lipoescultura y lo que en realidad desean es una liposucción. Cuando esto ocurre, el cirujano evaluará el caso junto con el paciente para decidir la mejor alternativa.

Por otra parte, hay que entender que las técnicas son similares más no iguales. Cuando se extrae la grasa para una lipoescultura el cirujano busca preservar las células grasas para poder reutilizarlas. Esto no es necesario en la liposucción, ya que la grasa se desechará.

A continuación, veremos con más detalles de qué trata cada procedimiento.

¿Qué es la liposucción?

La liposucción es un procedimiento estético que consiste en disolver y extraer la grasa localizada mediante succión. También se le conoce como lipoaspiración y utiliza unas cánulas a través de las cuales se eliminan las células de grasa. Después de extraer la grasa, esta se desecha.

LEER  ¿Se necesitan masajes de drenaje linfático tras una cirugía estética?

Existen diferentes técnicas de liposucción que permiten aplicar este procedimiento en diferentes partes del cuerpo. Incluso en zonas donde antes no era posible, como en el cuello.

El objetivo de la liposucción es eliminar la grasa excedente en las zonas tratadas. Esa grasa que no se ha podido eliminar mediante otros métodos como dieta y ejercicio. De este modo se reduce el volumen en estas áreas del cuerpo.

Áreas del cuerpo más tratadas

Mediante la liposucción se puede eliminar la grasa localizada en diferentes partes del cuerpo. Las zonas que se tratan con más frecuencia son el abdomen, glúteos, caderas, muslos, pantorrillas, tobillos, espalda y brazos.

También se aplica en zonas como el pecho, el cuello y la barbilla.

Tanto hombres como mujeres se pueden hacer la liposucción. En el caso de los hombres, es común hacerse este tratamiento para corregir la ginecomastia.

Técnicas avanzadas: Lipoláser

Con la liposucción tradicional se disuelve la grasa y se extrae mediante las cánulas. Sin embargo, los avances han permitido desarrollar nuevas técnicas que son menos agresivas. Este es el caso del lipoláser, que se caracteriza por ser menos invasiva.

Con la técnica del lipoláser se aplican ondas de calor en la zona a tratar para disolver la grasa. Luego la grasa se extrae mediante cánulas más pequeñas que las que se usan en la lipo tradicional.

Se trata de un procedimiento de rápida recuperación y con menos dolor. Además, tiene la ventaja de que la piel también se adapta más rápido a los resultados. Se aplica en cualquier parte del cuerpo, pero es ideal para zonas como la papada y los brazos.

¿Cuál es la diferencia entre liposucción y lipoescultura?

¿Qué es la lipoescultura?

Por otra parte, la lipoescultura es un procedimiento mediante el cual se utiliza la grasa para mejorar el contorno corporal. Primero se extrae la grasa localizada, para luego purificarla y volver a inyectarla en el cuerpo, en aquellas zonas a las que se quiere dar más volumen.

De modo que, como señalan en Sanitas.es, la lipoescultura se aprovecha de la liposucción para obtener las células grasas que necesita para modelar el cuerpo. Sin embargo, la liposucción es solo la primera parte del procedimiento.

A la lipoescultura también se le conoce como lipotransferencia, ya que lo que se hace es transferir la grasa autóloga a las zonas que se van a tratar.

LEER  ¿Qué son las líneas de marioneta y cómo se corrigen?

 Remodelación y estilización del contorno corporal

Muchas veces los pacientes piden una liposucción cuando lo que en realidad quieren es una lipoescultura en Madrid. Si quieres remodelar el cuerpo y estilizar el contorno corporal, entonces lo que necesitas es una lipotransferencia.

Gracias a este procedimiento se puede mejorar el contorno y dar volumen en ciertas áreas sin utilizar rellenos ni prótesis.

La grasa que se extrae en la lipoescultura se puede utilizar, por ejemplo, para dar volumen a los glúteos o a las mamas. También se utiliza como relleno en la cara para reducir los signos de la edad.

 Lipotransferencia: Uso de la grasa extraída

El objetivo de la lipoescultura es usar la grasa extraída para remodelar el cuerpo. Para poder hacerlo es preciso cuidar que las células grasas sobrevivan, por eso se utilizan unas cánulas más pequeñas para aspirar el tejido. Si los adipocitos se dañan, entonces el cuerpo los reabsorbe.

La grasa extraída se puede inyectar casi en cualquier parte del cuerpo para mejorar su forma y conseguir la figura deseada. Es común utilizarla para dar volumen a los labios, reducir la apariencia de las arrugas, aumentar los glúteos o remodelar los senos.

Una de las ventajas principales de este tratamiento es que se obtiene un resultado natural.

Ni la liposucción ni la lipoescultura son técnicas indicadas para perder peso.

Diferencias clave entre liposucción y lipoescultura

Tanto la liposucción como la lipotransferencia son tratamientos que permiten mejorar el contorno corporal. Como mencionamos antes, son técnicas similares, pero que tienen objetivos distintos. Y la diferencia principal entre ellas es el uso que se le da a la grasa.

Asimismo, hay otra discrepancia entre ambas y es la cantidad de tejido graso que se extrae. Por lo general, con la liposucción se extrae mayor cantidad que con la lipoescultura.

Uso de la grasa extraída

Conocer el uso que se le da a la grasa es clave para entender cuál es la diferencia entre liposucción y lipoescultura.

En el caso de la lipoescultura la grasa se extrae, cuidando de que no se dañe el tejido, para injertarlo en otras partes del cuerpo. De este modo, el cirujano tiene la libertad de moldear la figura utilizando este tejido adicional.

LEER  Diferencias entre liposucción y coolsculpting

Al ser grasa autóloga, además, no se corre el riesgo de que el cuerpo la rechace, como puede ocurrir con otros rellenos

Por otro lado, la liposucción lo único que busca es eliminar la grasa localizada para mejorar la figura. De modo que el tejido graso que se extrae se desecha luego.

 Instrumental y técnicas utilizadas

Otra diferencia importante está en los instrumentos y técnicas que se utilizan durante cada procedimiento. Para la lipoescultura se emplean cánulas más pequeñas y precisas para no dañar las células grasas.

Objetivos y resultados esperados

 Eliminar grasa vs. moldear el cuerpo

Con ambas cirugías se elimina grasa localizada en aquellas áreas donde no ha podido eliminarse de otra manera. 

La diferencia radica en que con la lipoescultura se reutiliza la grasa para moldear otras zonas. Por ejemplo, se puede quitar grasa del abdomen y purificarla para utilizarla en un aumento de glúteos.

 Resultados a corto y largo plazo

Los resultados de estas cirugías se aprecian casi de inmediato, aunque es normal que los primeros días haya algo de inflamación en el área tratada. Sin embargo, con los cuidados correctos esta desaparecerá sin problemas.

La grasa que se retira con la liposucción no se regenera, pero los adipocitos que quedaron en la zona pueden crecer si la persona no lleva un estilo de vida saludable. Es decir, que para mantener los resultados a largo plazo es preciso tener una dieta equilibrada y hacer ejercicio.

En cuanto a la lipoescultura, se consiguen resultados naturales a la vista y al tacto. No obstante hay que considerar que parte de la grasa injertada será reabsorbida por el cuerpo.

¿Cómo decidir entre liposucción y lipoescultura?

Para decidir entre una liposucción y una lipoescultura, primero tienes que identificar tus objetivos. Define qué es lo que quieres, ¿deseas eliminar la grasa acumulada? ¿Te gustaría conseguir mayor volumen y firmeza en alguna otra zona del cuerpo?

Identifica cuáles son tus necesidades y habla con el cirujano al respecto. El especialista te guiará para que tomes la decisión más acertada.

Con estas cirugías será posible conseguir un cuerpo más armonioso y una mejor figura.

Conclusión: Elegir el procedimiento adecuado para tus objetivos

Aunque son términos que suelen utilizarse de manera indistinta, la liposucción y la lipoescultura son diferentes. En el primer caso, sólo se busca eliminar la grasa excedente, mientras que en el segundo, esa grasa se reutiliza para injertarla en áreas a las que se les quiere dar más volumen.

De acuerdo a lo que desees conseguir, deberás decidir entre uno y otro procedimiento. Pero será indispensable entender cuál es la diferencia entre liposucción y lipoescultura. Pide una cita con un especialista para tomar una decisión informada.

Dr. Miguel Fernández Calderón – Cirujano plástico

Dr. Miguel Fernández Calderón – Cirujano plástico

Licenciado en Medicina por la universidad de Castilla-La Mancha, con formación de Cirugía Plástica, Estética y Reconstructiva en el Hospital Universitario La Paz. Miembro de la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (S.E.C.P.R.E)

Pide hoy tu primera cita y esta, será gratuita.

Consigue tu primera cita gratuita. Donde te haremos un tratamiento a medida de tus necesidades, con la finalidad de esculpir un cuerpo naturalmente perfecto.

Descubre otros de mis artículos blog

¿Cuál es el precio de una abdominoplastia en Madrid?

Cómo saber si tengo ginecomastia

Qué hacer durante la recuperación de una liposucción

Mamas Tuberosas: Causas, síntomas y tratamientos

 Aumento de Labios con Ácido Hialurónico: Consigue un Look Natural

¿Cómo se corrigen los pezones invertidos?

¡Pregúntanos lo que quieras!